Real Oviedo | Baño de oviedismo para Hidi y Fabbrini

Fabbrini, en primer término, y Hidi, atrás, firman autógrafos rodeados de un numeroso grupo de alumnos.
Fabbrini, en primer término, y Hidi, atrás, firman autógrafos rodeados de un numeroso grupo de alumnos. / MARIO ROJAS

Los jugadores azules acudieron al colegio ovetense de Las Dominicas, donde les recibieron 450 niños

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Fabbrini y Hidi ya saben que la pasión por el oviedismo se vive desde muy pequeño. Los dos futbolistas tuvieron ayer la ocasión de comprobarlo en el colegio ovetense de Las Dominicas, donde estuvieron acompañados por unos 450 niños de entre seis y doce años que les sometieron a numerosas preguntas sobre el fútbol y la vida en general.

Los niños recibieron a los dos jugadores del conjunto azul cantando el himno del Real Oviedo y luego les realizaron preguntas sobre el deporte que practican, pero también sobre otros asuntos. Por ejemplo, a qué se habrían dedicado de no ser futbolistas. Fabbrini dijo que abogado, mientras que Hidi, entre risas, respondió que cocinero. Ambos jugadores, que apenas se expresan en castellano, respondieron también sobre quiénes eran sus ídolos como futbolistas. Mientras que Hidi se decantó por Zidane, Fabbrini lo hizo por Kaká.

Más Real Oviedo

El italiano, que afirmó que la próxima semana espera poder entrenarse con normalidad, explicó que de pequeño era del Milan, que no tenía amuletos, ni supersticiones, pero que antes de los partidos suele hablar con sus padres y su hija. Además, explicó que le motivaba la canción 'Despacito' y que su idea es seguir en el Real Oviedo muchos años.

Fabbrini, que espera que el equipo sea capaz de pelear por el ascenso y lograrlo, explicó que otro deporte que le gusta es el kárate y destacó la «pasión por el fútbol» que tiene Anquela y lo mucho que se enfada cuando van perdiendo. El italiano indicó que se decidió a fichar por el conjunto carbayón porque «es un muy buen equipo y porque me gustaba venir a España a jugar». «Creo que el Real Oviedo es la mejor opción para mí», hizo hincapié. Finalmente, comentó, que cuando era pequeño, soñaba con ser jugador de fútbol: «El fútbol es mi pasión porque me gusta mucho. Después de mi familia es lo mejor».

Por su parte, el húngaro Hidi apuntó que no tiene amuletos, pero que le gusta que las camisetas siempre estén perfectas y les dijo a los jóvenes presentes que si marca el gol del ascenso lo celebraría el «gritando como un loco».

El centrocampista apuntó sobre Anquela que «es muy buena persona, muy buen entrenador y con mucha experiencia» y bromeó señalando que le gusta «incluso cuando está enfadado». Sobre sus gustos musicales, dijo que escucha música húngara y el hip hop. En sus ratos libres ve partidos de baloncesto y espera que el equipo logre el ascenso y que este sea el primero de muchos años jugando en el club. A la visita también acudieron las jugadoras del equipo femenino María Iglesias y María Echezarreta.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos