Real Oviedo | Un golpe oviedista de triple efecto

Real Oviedo | Un golpe oviedista de triple efecto
David Rocha lanza una falta durante el partidillo contra el filial. / ELOY ALONSO

«Cada victoria es oro porque hasta el décimo estamos en un tramo de cinco puntos», indica Rocha

Iván Álvarez
IVÁN ÁLVAREZ

Con mejores hechuras que botín en sus tres últimos duelos a domicilio, el Real Oviedo persigue en La Romareda su primer triunfo como visitante en 2018 para dar un golpe de triple efecto. Los azules ambicionan una victoria que les permita finiquitar esa sequía adjudicándose el golaveraje con el Zaragoza y frenando la escalada del conjunto maño.

«Ojalá seamos capaces de sumar los tres puntos en un campo tan complicado. Ganar una semana te hace respirar, cada victoria aquí es oro porque hasta el décimo clasificado estamos en un tramo de cinco puntos», expone David Rocha, uno de los capitanes del conjunto carbayón. Tras cumplir su encuentro de sanción ante el Albacete, regresa para disputar un partido con aroma a la élite del fútbol nacional.

«Un Real Zaragoza-Real Oviedo lo recuerdo de haberlo visto toda mi vida en Primera División», señala el centrocampista cacereño, que considera que en este tramo de la competición crece el valor de los triunfos porque «todas las semanas va a haber dos o tres enfrentamientos directos» como el que disputarán este domingo carbayones y maños. Ocho puntos separan a ambos conjuntos en la clasificación, levemente quebrada entra la décima posición y la plaza que marca el ecuador de la tabla, ocupada por el cuadro 'blanquillo', que ha reavivado sus esperanzas de poder hacerse un hueco entre los seis primeros a final de temporada con su bagaje de diez puntos de los últimos doce que ha disputado.

Más Real Oviedo

Una victoria oviedista serviría para descolgar a un aspirante al ascenso y endulzaría el empate sumado por el conjunto dirigido por Anquela el pasado sábado ante el Albacete. «Todos nos fuimos con la sensación amarga, pero todo lo que no sea perder cuando vengan las victorias hace que te acuerdes de esos empatitos que vas rascando por ahí», expone Rocha, que rescata la capacidad competitiva de los azules para no sufrir un tropiezo mayor que las tablas sin goles cuando se le estaba resistiendo el triunfo.

«Si no fuimos capaces de ganar en 85 minutos, lo que había que hacer era no perder, porque muchas veces en ese tipo de partido estás volcado, te hacen un gol y te quedas con una cara de tonto importante», argumenta el extremeño, que apuesta por sacar más réditos al potencial ofensivo de los azules a domicilio.

«No estamos sacándole ese rendimiento que nos gustaría a los goles fuera de casa. A ver si somos capaces de mantener la portería a creo, porque con el daño que hacemos arriba tenemos mucho camino andado», apunta el cacereño acerca una de las claves para obtener un buen resultado en La Romareda y dar un paso más en un camino que vislumbra lleno de trampas. «Va a haber tortas hasta la jornada 42», augura.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos