La receta de Natxo González

El técnico Natxo González se dirige al autocar del Zaragoza para trasladarse a Oviedo, a donde llegó anoche. / TONI GALÁN / HERALDO DE ARAGÓN

El técnico del Zaragoza se plantea colocar un trivote esta tarde para ganar la partida a Anquela en la medular del campo

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El Real Oviedo ya sabe cómo se las gastan los equipos de Natxo González. La pasada campaña, al frente del banquillo del Reus, fue uno de los pocos rivales que ganó en el Carlos Tartiere. El orden defensivo y la acumulación de jugadores en el centro del campo son dos de las características de sus conjuntos. Y con el Zaragoza esta tarde parece que será igual.

El conjunto maño, que esta noche durmió en puestos de descenso a Segunda División B, está ofreciendo mejores sensaciones que resultados y, aunque el mensaje desde el club es de tranquilidad, la necesidad de sumar se hace cada vez más apremiante.

Lo que parece es que esta tarde buena parte de lo que suceda en el Carlos Tartiere pasará por que los azules sepan cómo superar el entramado que Natxo González suele armar en el centro del campo. En principio, salvo sorpresas, el técnico del conjunto maño optará por formar un trivote en el centro del campo. La única plaza que parece segura en ese triángulo es la del veterano Zapater, mientras que sus acompañantes plantean más incógnitas.

A su derecha podría estar, tal como viene haciendo hasta ahora, Eguarás, mientras que a la izquierda la incógnita es mayor. Una posibilidad es el canterano Raúl Guti, en el que el técnico está mostrando su confianza. Sin embargo, no está descartado Javi Ros, uno de los pocos jugadores de los que se mantienen de la pasada temporada y que vuelve a la convocatoria después de que Natxo González le dejara fuera la pasada jornada como toque de atención. La otra alternativa era Grippo, pero está lesionado.

En el resto del equipo, otra de las certezas es el delantero Borja Iglesias, que será la referencia ofensiva del equipo. Más dudas se plantean para los extremos, con hasta cuatro jugadores para dos plazas. Toquero, Buff, Febas y Papunashvili son las alternativas. Hasta ahora los tres primeros son los que más oportunidades han tenido.

Otra de las novedades mañas será la presencia de Delmás en el lateral derecho para sustituir al lesionado Benito.

La forma de jugar de los aragoneses ofrece ciertas similitudes con lo que hizo el Albacete, que atascó el centro del campo, por lo que una de las claves para el Real Oviedo será que sea capaz de sacar el balón a las bandas y hacerlo circular rápido hasta los costados para lanzarse sobre la portería del Zaragoza.

Lo que está claro, por lo dicho por Anquela, es que no habrá cambio de sistema. El técnico seguirá dejando en los pies de Folch y Rocha el inicio del juego. Otra de las claves será que el juego entre líneas de Aarón Ñíguez sirva para generar superioridad en las bandas.

Los problemas, en cuanto a número de efectivos, para Anquela se centran una jornada más en el doble pivote, donde, por las lesiones de Mariga, Hidi y Edu Cortina, solo tiene a Folch y Rocha. En caso de que necesite reforzar esa parcela, todo apunta a que el elegido sería Forlín, aunque esta semana el argentino siempre se entrenó en la posición de defensa central.

Fotos

Vídeos