Regreso al trabajo mañana pendientes de Aarón Ñíguez

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

Después de estrenar su casillero de puntos en el presente campeonato liguero cosechado en Almería y disfrutar de sus dos días de descanso tras un largo viaje de regreso en autocar la madrugada del sábado, la plantilla del Real Oviedo regresará mañana a los entrenamientos en El Requexón. Anquela ha programado una sesión vespertina que dará comienzo a las 18 horas para iniciar la preparación del duelo ante el Reus, con la esperanza de brindar el primer triunfo a la grada del Carlos Tartiere.

El principal aliciente de la sesión será comprobar el estado físico de Aarón Ñíguez, que inicialmente estaba en la alineación que el entrenador oviedista había elegido para su primer partido oficial a domicilio, pero se resintió de unas molestias que había arrastrado a lo largo de la semana y fue reemplazado por Diegui Johannesson antes de comenzar el duelo. «Aarón no estaba cómodo y si un jugador no está cómodo hay que parar», explicó Anquela al ser cuestionado por el atacante ilicitano en Almería, donde brindó los primeros minutos de la temporada al canterano Viti.

«A Viti no se lo he regalado, se lo ha ganado», afirmó el técnico jienense, que optó porque Edu Cortina no entrase en la convocatoria y tuviese rodaje competitivo con el filial. El mediocentro ovetense disputó los 90 minutos del choque de ayer ante el Langreo.

Fotos

Vídeos