Real Oviedo

Real Oviedo | El reto de ganar como visitante

Los jugadores azules hacen el 'pasillo' a Varela en el último entrenamiento en el Requexón. / ELOY ALONSO
Los jugadores azules hacen el 'pasillo' a Varela en el último entrenamiento en el Requexón. / ELOY ALONSO

La convocatoria azul registra un único cambio con respecto a la de hace una semana con la presencia del extremo Pucko en sustitución del lesionado Forlín | Anquela podrá contar con el delantero Toché en un once en el que no se esperan novedades

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

El campo de Santo Domingo nunca ha sido propicio para el Real Oviedo que esta tarde lo visita con el objetivo de lograr la primera victoria a domicilio de la temporada. Los azules han visitado en tres ocasiones el campo, ubicado en el Sur de Madrid, y en todas ellas han salido derrotados.

El partido de esta tarde será de reencuentros, ya que el entrenador azul vuelve al campo donde cosechó sus mayores éxitos como técnico, mientras que en las filas alfareras hay tres exoviedistas. El más destacado es el defensa David Fernández, que estuvo las últimas cinco temporadas en el Real Oviedo. También están Borja Domínguez y Jonathan Pereira, aunque parece que ninguno de los dos estarán en el once madrileño desde el inicio.

Los de Anquela viajaron ayer con una convocatoria de 18 jugadores en la que finalmente entró el delantero Toché, mientras que se cayó de la misma el defensa Forlín, por problemas físicos. La presencia de Pucko en sustitución de Forlín es la única novedad que presenta la lista de jugadores que ayer facilitó el técnico tras la última sesión de entrenamiento.

Más Real Oviedo

La alineación oviedista se parecerá mucho a la que el pasado domingo se impuso al Córdoba, aunque podría registrar algún retoque, como la entrada de Diegui Johannesson en la banda derecha del centro del campo.

El pasado domingo los azules pusieron fin a una mala racha de cinco encuentros sin ganar y ahora están ante el reto de sumar, por primera vez en la temporada tres puntos como visitantes. Para ello deberán mejorar el juego de los últimos encuentros y, sobre todo, mantener el rigor defensivo durante los noventa minutos. Esta fue una de las premisas que Anquela fijó como claves para vencer en Santo Domingo a un rival que el pasado domingo respiró tras la contundente victoria ante el Nástic. En la presente campaña solo ha ganado uno de los cinco encuentros que disputó como local, perdiendo otros dos y empatando en un par de ocasiones. Los de Julio Velázquez tuvieron un muy buen inicio de temporada, pero fueron perdiendo fuelle con cinco derrotas consecutivas.

En el caso de los azules, comenzaron la temporada con buenas sensaciones, pero sin que se tradujera en resultados. Luego llegó el mal encuentro ante el Granda, con la derrota más abultada de la campaña, 2-0. En la última jornada los azules rompieron la mala tendencia, pero el juego del equipo no fue brillante y ahora busca mejorar en el marcador y en el rendimiento en el campo.

El conjunto ovetense ha ganado alternativas para formar el once con la recuperación de Mariga y Diegui Johannesson, pero seguirá sin poder contar con Verdés, por lesión. El valenciano, que estuvo dos temporadas en el conjunto madrileño, no se ha recuperado de sus problemas físicos y se perderá el tercer encuentro consecutivo.

La principal duda de los azules durante toda la semana fue la del delantero Toché, que el viernes se incorporó al trabajo con el grupo y tras la sesión de ayer el técnico lo ha incluido en la convocatoria. El murciano es una de las piezas claves del equipo y por ello Anquela tiene las máximas precauciones con él.

La decisión sobre la titularidad de Toché no la tomará Anquela hasta esta misma tarde, después de hablar con el jugador y comprobar su estado físico.

En caso de que Toché no saliera de inicio su puesto se lo disputarían Linares y Owusu. La alternativa de Linares sería la que más opciones tiene, ya que el entrenador está satisfecho con el trabajo que aporta el aragonés, aunque no está teniendo demasiada fortuna ante la portería contraria y esta campaña no se ha estrenado como goleador.

El ghanés Owusu sería la otra opción y se concretaría si lo que busca el técnico es la verticalidad y velocidad en la punta del ataque. Hasta ahora su presencia en el equipo siempre ha sido como extremo.

En el resto del equipo no se intuyen muchas novedades, ya que parece que la defensa volverá a ser la misma de la última jornada, con Cotugno y Mossa en los laterales y la pareja formada por Carlos Hernández y Valentini en el centro. En el banquillo estaría Christian Fernández, que es una alternativa para el centro y el lateral izquierdo.

Una de las posibles novedades en el once podría ser la entrada en la alineación de Diegui Johannesson para ocupar la banda derecha del centro del campo. Eso permitiría al técnico pasar a Aarón Ñíguez a la mediapunta. En ese caso el doble pivote sería para la pareja formada por Folch y Mariga. El keniano jugó el pasado domingo el encuentro completo y lo hizo a buen nivel, por lo que todo apunta a que Anquela le va a dar continuidad.

En el caso de que Anquela no opte de mano por Diegui Johannesson, Aarón Ñíguez estaría en la banda derecha y Rocha repetiría en el centro con el trivote que utilizó el técnico ante el Córdoba, con Folch por delante de la defensa y Mariga y el propio Rocha más adelantados. En ese caso Aarón Ñíguez y Saúl Berjón volverían a estar en las bandas, intercambiando sus posiciones a lo largo del partido y tratando de aportar velocidad y desborde al ataque oviedista.

La alineación más probable de los ovetenses será la formada por: Juan Carlos; Cotugno, Valentini, Carlos Hernández, Mossa; Folch, Mariga, Rocha, Aarón Ñíguez, Saúl Berjón y Toché. En el banquillo se quedarían: Alfonso, Christian Fernández, Diegui Johannesson, Pucko, Yeboah, Owusu y Linares.

La plantilla azul se entrenó ayer por la mañana en el Carlos Tartiere y posteriormente viajó a tierras madrileñas.

Síguenos en

Fotos

Vídeos