Rodri considera al Real Oviedo un equipo «agresivo que aprieta mucho»

Rodri, técnico del Nástic. /  E. C.
Rodri, técnico del Nástic. / E. C.

El preparador del Nástic confía en que los suyos logren una victoria que les permita salir de la zona baja de la tabla

R. J. G. OVIEDO.

El entrenador del Nástic, Antonio Rodríguez 'Rodri', afronta el partido de mañana ante el Real Oviedo con el ánimo de refrendar el triunfo de la pasada jornada en el José Zorrilla y poder así acceder a la zona tranquila de la clasificación. «Tenemos que salir ya de las posiciones cercanas al descenso», advirtió en su comparecencia semanal ante los medios de comunicación.

El técnico del conjunto catalán, no obstante, reconoce que el encuentro será complicado pese a que los ovetenses no han ganado todavía a domicilio. Sobre el rival de mañana el entrenador comentó que «el Oviedo trabaja igual en casa que fuera» y además destacó la gran experiencia en los banquillos de Juan Antonio Anquela. El entrenador del Nástic considera que los azules son «un equipo agresivo, que aprieta mucho».

El entrenador del conjunto tarraconense recupera efectivos para la zona de ataque y reconoce la importancia de tener Ike Uche «a pleno rendimiento», que además se une a Stephane Emaná y Jean Marie Dongou. Por ello reconoció que «tengo la gran suerte de debutar como entrenador en la categoría con dos delanteros de mucho nivel».

El conjunto catalán afronta el encuentro de mañana ante el Real Oviedo con las bajas de los lesionados Omar Perdomo, Mohammed Djetei y Eddy Silvestre, además de las de Otar Kakabadze y Stole Dimitrievski, que están convocados con sus respectivas selecciones.

Fotos

Vídeos