Rubí ve diferencias entre su Huesca y el de Anquela

Rubi, durante su etapa como técnico del Sporting. /  D. ARIENZA
Rubi, durante su etapa como técnico del Sporting. / D. ARIENZA

El técnico del líder no da pistas sobre el sustituto de Melero, uno de los jugadores más destacado del equipo con diez goles

R. J. G. OVIEDO.

El entrenador del Huesca, Rubí, considera que Anquela no tiene ventaja para el encuentro de mañana por el conocimiento que pueda tener de su equipo, al que entrenó la pasada campaña. Además, destacó el buen entramado defensivo de los azules, a los hombre de ataque y también su acierto en las acciones a balón parado.

El técnico del conjunto oscense afirmó sobre el posible mayor conocimiento de Anquela de su equipo que «la diferencia es que él conoce a las personas, porque a los futbolistas los conocemos todos, porque los hemos estudiado», pero considera que «los dos estilos son muy válidos, el fútbol del año pasado y el de este no tienen nada que ver».

Además, el técnico catalán elogió a Anquela, del que dijo que es «un gran entrenador y una gran persona». También recordó que «me he enfrentado a él alguna vez, incluso hemos tenido alguna conversación telefónica en el pasado».

A la hora de referirse al juego de los ovetenses, Rubí destacó «los tres jugadores de ataque -Aarón Ñíguez, Linares y Saúl Berjón- con las incorporaciones de los carrileros y el balón parado». También reconoció que el partido de mañana tiene condicionantes especiales, por ser el primero tras el parón navideño: «Son días extraños, para nosotros y también para los rivales. Los viajes, los vuelos, la gente se va a casa, se rompe la rutina, y luego llegan estos episodios de fiebre y malestar, que se repiten en todos los equipos».

En cuanto al estado de ánimo con el que los dos equipos afrontan el encuentro, Rubi considera que es similar, ya que ambos están en un buen momento.

En cualquier caso, dejó claro que lo importante para él es lo que sea capaz de hacer su equipo, que se ha «preparado para superar a este rival, independientemente de cómo sea su entramado defensivo, que sean cuatro o cinco. Más que en eso, nos hemos centrado en buscar sus debilidades, que son pocas».

También reconoce la importancia del encuentro por ser dos equipos de la zona más alta de la clasificación. «Si damos un zarpazo vamos a poder coger distancia. Lo hemos transmitido a los jugadores, para que sepan de la importancia que tienen estos partidos, pero sin presión, porque si todo sigue más o menos igual, a menos que lo hagamos muy mal, seguiremos por arriba», valoró Rubi.

El conjunto oscense es objeto de muchos rumores debido a posibles salidas de jugadores en el mercado de invierno, como el portero Remiro. El entrenador cree que «lo importante es no perder piezas de nuestro vestuario. En ese sentido supongo que será un mes movido y espero que lo solucionemos bien para los intereses del Huesca». Además, afirmó que tiene claro quien será el sustituto de Melero, aunque no lo avanzó.

Las principales alternativas que maneja el técnico para sustituir a Melero son Camacho, Luso y Gallar, aunque tiene otra alternativa más ofensiva, que sería la de retrasar la posición de Cucho Hernández, para que Rescaldani entre en la delantera.

Cucho, que suma también diez goles como Melero, se entrenó ayer con normalidad, después de no haberlo hecho en los últimos días debido a un proceso gripal. En la sesión de ayer tampoco se entrenó el portero Remiro, quien trabajó en el gimnasio debido a unas molestias en la espalda, pero todo apunta a que estará bajo los palos en el Alcoraz.

Lo que está claro es que el estadio de El Alcoraz estará casi lleno, ya que tiene su aforo completo, por lo que no se podrán adquirir entradas en las taquillas y los únicos huecos serán los que dejen los abonados que no acudan. Los seguidores azules que las hayan reservado a través de la Aparo, las deberán retirar mañana en una taquilla habilitada en el estadio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos