«Sabíamos que el que se equivocara perdería y nos equivocamos poco»

Anquela da instrucciones a sus jugadores durante el duelo contra el Cádiz. / ÁLEX PIÑA
Anquela da instrucciones a sus jugadores durante el duelo contra el Cádiz. / ÁLEX PIÑA

Anquela considera que el equipo hizo el partido más completo hasta ahora y destacó lo poco que se concedió al rival en defensa

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Anquela no dudó en calificar el partido de ayer como el más completo que el equipo ha hecho hasta ahora. El técnico jienense destacó la seriedad de los suyos durante los 90 minutos, pero advirtió que lo hecho no es importante si no se mantiene con el trabajo de cada día.

Uno de los aspectos que lleva al entrenador a estar muy satisfecho con los suyos es que «hemos concedido poco a un rival tan bueno como el Cádiz». «Hemos hecho un par de ocasiones muy claras y aproximaciones tuvimos alguna que pudo acabar un poco mejor», indicó.

En general, considera que salvo unos minutos al principio y el final de la primera parte el equipo estuvo a muy buen nivel. «Estoy contento porque el equipo está bien plantado, juega bien al fútbol, hemos tenido fases de buen juego y eso es muy importante», destacó .

Además, sobre el tipo de partido que se vio comentó que era lo que esperaba tanto él como su homólogo en el banquillo del Cádiz. Anquela sabía que era un partido en el que «el que se equivocara perdería» y añadió que «nos hemos equivocado poco».

Lo que valora especialmente el entrenador oviedista es que han conseguido tres puntos que «son muy importantes». Algo que le permite seguir avanzando en «construir un equipo sólido». «Queremos ser un equipo con una personalidad muy definida, nos queda mucho trabajo», señaló. En este aspecto alertó que «en el fútbol hoy es una cosa, mañana será otra y a partir del martes a preparar el siguiente partido» indicó, para añadir que «el fútbol no tiene tregua y no sabes lo que puede pasar a partir de mañana».

Además de por los puntos, la victoria también debe servir para reforzar el trabajo y sobre el buen rendimiento afirmó que «no nos sorprende, porque saben como trabajan cada día, lo intensos que son y las ganas que le ponen a todo, pero eso es hoy, mañana hay que empezar de cero y apretar y apretar».

También recordó lo dura que es la categoría, que no permite errores, y bromeó diciendo que «el día que se gane un partido tiene que ser medio fiesta nacional porque no es fácil ganar un partido en Segunda». También en tono jocoso se refirió a los ghaneses Yeboah y Owusu. «Entienden lo que les interesa, son así, tienen mucho arte», indicó antes de añadir que está «muy contento del trabajo de todos». Sobre Owusu dijo que le pidió que fuera vertical, pero insistió en que sobre todo «que trabajen y tengan la actitud que tienen cada día, que no hay que pedir nada más».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos