Real Oviedo

Real Oviedo | Saúl Berjón agarra las riendas

Saúl Berjón celebra con David Rocha su gol en el partidillo contra el filial./ELOY ALONSO
Saúl Berjón celebra con David Rocha su gol en el partidillo contra el filial. / ELOY ALONSO

El extremo asume «encantado» una mayor responsabilidad ofensiva ante las bajas en Lorca | En su segunda etapa a las órdenes de Anquela, el ovetense confía en que «dé sus frutos» el particular vínculo profesional que les une

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

La fría estadística lo avala y él lo muestra con candentes acciones de talento, como la completada durante la segunda mitad del duelo del pasado sábado ante el Numancia, cuando se hizo hueco en el choque con Escassi y acomodó el pie para anestesiar un balón muy llovido. Saúl Berjón no pasa desapercibido en la homogeneidad de una categoría con inercia a subrayar la importancia del colectivo sin balón frente al verso libre en ataque.

Juan Antonio Anquela, plenamente consciente de ello, intenta exprimir su talento. El entrenador oviedista se muestra severo en la crítica, que intercala deslizando elogios como base de un protocolo de actuación ya empleado en su anterior aventura profesional en Huesca, donde destapó la mejor versión de Samu Sáiz cuando el habilidoso mediapunta madrileño amenazaba con dilapidar sus magníficos atributos creativos arrastrado por la discontinuidad.

Más noticias

«Les exijo a los que hay que exigirles, a los buenos», expuso el técnico jienense tras el triunfo sobre el Carlos Tartiere en el Córdoba, donde señaló que en los goles oviedistas siempre desempeñan un papel protagonista «los mismos hombres». Con ellos es con quienes se muestra más estricto el andaluz, que en el obstaculizado trayecto que está completando esta temporada se ha visto privado primero de Toché y ahora de Aarón Ñíguez.

Los problemas físicos del ilicitano provocan que la potencia del foco en Lorca aumente sobre Saúl Berjón, que no se arredra ante la posibilidad de tener que tomar las riendas del conjunto carbayón en la parcela ofensiva. «La acepto y me encanta. Es una cosa que me gusta. Si me toca tener esa responsabilidad, estaré encantado», afirma el ovetense, que reconoce que su entrenador no le da tregua y le impide bajar la guardia.

«El míster está todo el día exigiendo y con algún jugador, quizás a mí por conocerme de más tiempo, lo hace un poco más. Pero estoy encantando con ello y deseando que dé sus frutos», expone el canterano oviedista, que hace alusión al inicio de su vínculo profesional con su actual entrenador, originado en Alcorcón el verano de 2011. Tras salir del filial del Barcelona, el ovetense desembarcó en Santo Domingo, donde disputó el 'play off' de ascenso en una temporada en la que jugó 39 encuentros, pero solamente seis desde el minuto inicial.

Cinco años más tarde, los caminos del atacante y el veterano entrenador se han vuelto a cruzar en el Carlos Tartiere, escenario en el que desempeña un papel estelar que contradice esa afirmación tan extendida en el mundo del celuloide que expresa que las segundas partes no tienen buen resultado. Por el momento, Berjón aparece en la parte definitiva de la cadena de montaje de los goles azules, como expresa su liderazgo oviedista en lo que respecta a asistencias y dianas registradas.

«Los números están saliendo bien, pero firmaba llevar menos y más puntos. Que meta el gol el que sea, que dé el pase quien sea, pero que metamos», expresa el atacante ovetense, que elude el elogio con la misma velocidad con la que sortea a zagueros en la mitad de campo contrario. «Creo que es el buen momento de todos los compañeros, que dan el máximo y nos ayudan. Tengo que jugar porque el míster me elige y tenemos todos una responsabilidad muy alta porque necesitamos ganar», apostilla el encargado de servir a Linares la falta lateral que el ariete aragonés se encargó de convertir en la sentencia del último triunfo carbayón.

Fue su cuarto pase de gol esta temporada, en la que está a solo una diana de igualar su mejor registro goleador de su trayectoria profesional, fijado en los seis tantos que celebró en la campaña de su eclosión, la 2012-2013, cuando brindó una veintena de goles a sus compañeros. Lo hizo en Murcia, a menos de un centenar de kilómetros del Francisco Artés Carrasco, próxima parada oviedista este sábado (20 horas), cuando Berjón espera disipar definitivamente cualquier atisbo de duda sobre el rendimiento azul a domicilio en una categoría que, a su juicio, «está loca». «Ya demostramos que somos capaces de ganar y jugar bien, ahora lo que falta es volver a conseguirlo», apostilla el líder de la vanguardia carbayona.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos