Saúl Berjón: «Hay mucha unión en el vestuario, todos trabajamos por todos»

Saúl Berjón trata de zafarse del marcaje de Ander.
Saúl Berjón trata de zafarse del marcaje de Ander. / ELOY ALONSO

El jugador, elegido por la afición como el mejor jugador oviedista en enero, alerta de los peligros de relajarse contra el Albacete

Iván Álvarez
IVÁN ÁLVAREZ

Saúl Berjón es el rey del pase decisivo en Segunda División. Nadie ha repartido más asistencias en la categoría que el extremo ovetense, que ha regalado once goles a sus compañeros esta temporada, en la que suma también cinco dianas que ilustran un olfato anotador que pretende afinar.

«Me encantaría. Intento cada fin de semana marcar o dar pases de gol, al igual que defender. Cuantos más goles marque o más pases de gol dé, mucho mejor», respondió el gran faro de la vanguardia oviedista a una de las preguntas de la afición, que le otorgó con sus votos el galardón de 'Jugador 5 estrellas', que le distingue como el mejor futbolista del conjunto carbayón el pasado mes de enero. Una distancia que, según aseguró, le anima «a seguir trabajando duro». «Demuestra que las cosas están saliendo bien, tanto para mí como para el equipo, que es lo fundamental», expuso sobre una buena marcha a la que atribuye un papel fundamental al ambiente en el vestuario.

«Hay mucha unión, hay muy buen rollo, todos trabajamos por todos y al final es lo que hace que las cosas salgan bien», indicó el ovetense, que en ese buen ambiente global destacó a Carlos Hernández y Alfonso Herrero como dos de sus compañeros con los que guarda mayor afinidad. Los tres se han afianzado en las alineaciones del conjunto azul, ansioso por retomar la senda del triunfo.

Más Real Oviedo

«Hay ganas de volver a ganar», aseguró el extremo, que añadió que «no importa» si la derrota del pasado sábado en Cádiz fue justa o injusta. «El tema es que no sumamos, apostilló Berjón, que regatea al exceso de confianza. «Si creemos que porque vengamos haciendo las cosas muy bien va ser fácil, nos equivocamos», alertó el atacante, que auguró «un buen partido» para este sábado en el Carlos Tartiere.

«Somos dos muy buenos equipos, espero que seamos mejores que ellos, pero el Albacete nos va a poner las cosas difíciles», señaló el canterano oviedista, que ha puso el foco en la calidad a nivel individual de la plantilla del conjunto manchego y indicó que si se realiza un análisis en base a ello «era raro que estuvieran ahí abajo metidos», en alusión a las urgencias clasificatorias que acompañaban al próximo rival azul en el duelo de la primera vuelta.

«Esto es fútbol y hay veces en las que parece que no te salen las cosas. Ahora están arrancando y les están poniendo las cosas muy difíciles a todos los rivales. Contra nosotros, será más de lo mismo», concluyó el ovetense, que considera que los partidillos contra el filial que ha consolidado Anquela durante la semana benefician tanto a la primera plantilla como a la cantera. «Las sensaciones son muy buenas, tanto para nosotros como para los chicos que vienen de abajo», aseguró el exjugador del Pumas mexicano, que nunca oculta su meta desde que regresó a El Requexón: «La próxima temporada me veo jugando en el Oviedo. Ojalá sea en Primera, que es lo que todos queremos, pero vamos a tener esa pizca de suerte que nos hace falta y a seguir trabajando para ello».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos