«No queda otra que ganarlo todo»

«No queda otra que ganarlo todo»
Saúl Berjón conduce el esférico, ayer, durante el entrenamiento en el Requexón. / ELOY ALONSO

Saúl Berjón cree que con tres victorias el Real Oviedo estará en el 'play off'

R. J. GARCÍA OVIEDO.

La plantilla del Real Oviedo tiene claro que sus opciones para entrar en el 'play off' pasan por lograr un pleno de triunfos en los tres partidos que quedan. Además, se agarran a la igualdad de la categoría para, primero, pensar en que es posible sumar nueve puntos y, en segundo lugar, que los rivales puedan fallar.

El atacante Saúl Berjón, uno de los jugadores con más peso en el vestuario y en el campo, asume lo que deben hacer: «No queda otra que ganar los tres partidos para meterse». Además, el ovetense confía en que otros rivales puedan pinchar en lo que falta para el final: «Tenemos buen calendario, todos los equipos son buenos, pero si miras la clasificación lo tenemos mejor que otros que se enfrentan entre ellos y por tanto se quedarán puntos por el camino».

No obstante, Saúl Berjón alerta de los peligros de no centrarse en el próximo compromiso, que es el más importante. «No podemos pensar en la Cultural», asegura. En este sentido señala que «parece complicado que te puedas meter con menos de nueve puntos, aunque luego puede pasar cualquier cosa», pero insiste en que «hay que empezar por los tres primeros puntos».

«Tenemos que empezar por sumar los puntos del sábado»

Una de las cosas a las que se agarra el ovetense es la tónica de resultados sorprendentes que se han dado en las últimas jornadas entre los rivales de la zona alta. «La categoría demuestra lo igualado que está, el otro día ganamos al Lorca y parecía que no tenía mérito, pero el equipo que nos metió 3-0 perdió allí», recuerda. Por ello comenta que «hay pequeños detalles que matan los partidos, como nos pasó a nosotros en Cádiz. Esta categoría está loca y hay que aprovecharse de ello».

Lo que lamenta Saúl Berjón es que el pasado sábado se escaparon tres puntos que hasta el descanso tenían cerca. «Nos pusimos por delante en un campo complicado ante un rival directo, pero en la segunda parte se dio la vuelta», afirma, e insiste en pasar página: «No queda más que levantar la cabeza y seguir. Estamos a tiempo y trataremos de ganar los tres partidos para conseguir el resultado que todos queremos».

Más Real Oviedo

Sobre el encuentro de El Sadar, el jugador reconoce que controlaron la primera mitad, en la que el rival no les hizo apenas ocasiones, pero que «cuando entró Fran Mérida sí que nos parte más. Tuvo más protagonismo y, como estábamos defendiendo, nos costó más tener el balón». Pese a ello, deja claro que «no faltó intensidad, ni gas, el otro equipo fue mejor que tú y hay que reconocerlo». También argumenta que se metieron algo más atrás: «No quieres, pero inconscientemente lo haces. Siempre quieres meter el segundo gol».

Respecto a su posición como segundo delantero junto a Linares, señala que «ya me tocó jugar ahí más veces. El míster es el que decide y yo intento hacerlo lo mejor posible, fue una pena porque en la primera mitad estuvimos cómodos».

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos