Los secundarios toman protagonismo

Hidi. / PIÑA
Hidi. / PIÑA

Hidi, Fabbrini y Mariga volvieron al equipo la pasada jornada y su aportación a medida que avance el campeonato se antoja importante

R. J. GARCÍA OVIEDO.

La temporada avanza y la aportación de los menos habituales se antoja como una de las claves para que los equipos puedan luchar por sus objetivos. En el caso del Real Oviedo, el pasado sábado tuvieron presencia en el equipo tres de los fichajes de esta temporada que hasta ahora apenas habían tenido oportunidades: Hidi, Fabbrini y Mariga.

La baja por sanción de Rocha hizo que Anquela se decantara por la titularidad del húngaro Patrik Hidi para acompañar a Folch en el centro del campo. Fue la tercera vez de la temporada en la que fue titular, ya que antes lo había sido en la segunda y tercera jornada, ante Almería y Reus. En el partido del Reus se lesionó y estuvo fuera de las convocatorias hasta la jornada 16.

A partir de esa jornada fue habitual en todas las convocatorias, salvo ante el Sporting, pero su presencia en el equipo fue testimonial y solo jugó los minutos finales de cinco encuentros. En total ha participado en nueve partidos, tres como titular y acumula un total de 246 minutos.

El sábado acusó la inactividad y también un golpe en la nariz en el primer tiempo, que según explicó Anquela le condicionó.

El Keniata Mariga se incorporó tarde a la pretemporada y debutó en la segunda jornada ante el Almería, cuando sustituyó a Hidi a falta de 22 minutos. Sin embargo, en ese mismo encuentro sufrió una lesión muscular que le tuvo apartado del equipo dos meses.

El centrocampista tuvo bastante protagonismo entre las jornadas 11 y 15, en las que fue titular y disputó cuatro encuentros completos. Sin embargo, desde entonces desapareció del equipo y no volvió a jugar hasta la jornada 22 en Huesca, disputando el último minuto del partido. Mariga lleva nueve encuentros disputados, cinco como titular y el resto saliendo desde el banquillo.

El jugador en que más esperanzas tiene depositada la afición es el italiano Diego Fabbrini. El toscano se lesionó en pretemporada y debutó ante el Sporting hace tres jornadas para jugar los últimos minutos. El sábado ya tuvo 23 minutos y dio muestras de su calidad en varias acciones, que demuestran que es un jugador diferente al resto de los de la plantilla. En cualquier caso, dista mucho de estar en condiciones de jugar un partido completo, por lo que se espera que Anquela vaya poco a poco dándole minutos para poder disponer de él en el final del campeonato.

El otro jugador que parece volverá al equipo, tras superar su lesión, es Toché, que en las últimas jornadas va aumentando su presencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos