«Es un sueño jugar un Mundial, pero ahora solo pienso en el Real Oviedo»

Diegui Johannesson controla un balón en El Requexón. /  E. ALONSO
Diegui Johannesson controla un balón en El Requexón. / E. ALONSO

El internacional islandés Diegui Johannesson apela a la unión y al trabajo duro para revertir la mala racha que atraviesa el conjunto azul

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

Centrado en contribuir a darle la vuelta al mal momento de resultados que atraviesa el Real Oviedo, Diegui Johannesson no escucha posibles cantos nórdicos de sirena. El lateral maliayo, que se estrenó con la selección islandesa en un amistoso contra Estados Unidos disputado en California en los últimos coletazos del mes de enero del año pasado, se alegra de la reciente clasificación de su país paterno para el Mundial que albergará Rusia el próximo verano, pero tiene su mirada fijada exclusivamente en el Carlos Tartiere.

«Solo pienso en el Real Oviedo», expresa tajante el canterano azul, que no obvia la magnitud de la competición de mayor calibre a nivel internacional. «Es un sueño jugar un Mundial, pero es una meta que está muy alejada ahora mismo», apostilla el zaguero, que ha sido empleado por Anquela en una posición más adelantada, donde asegura sentirse igual de «cómodo» por haberla desempeñado antes en categorías inferiores.

De regreso al terreno de juego en Granada siete jornadas después de su lesión ante el Reus, confirma que ha superado totalmente sus molestias físicas y comprende el enfado de Anquela en Los Cármenes. «Hay que trabajar en los entrenamientos duro. El míster cree en nosotros, nosotros creemos en él y hay que intentar sacar los tres puntos desde ya», apostilla el lateral, que recela de la fragilidad defensiva del próximo rival del conjunto carbayón y reconoce que la imagen ofrecida el pasado sábado no fue la misma de «otros partidos fuera de casa». «Todos los equipos tienen malas rachas. A nosotros nos está tocando ahora, hay que estar unidos y tirar hacia adelante», concluye el internacional islandés.

Fotos

Vídeos