Toché acelera en su readaptación al grupo, con Viti, Mariga y Aarón Ñíguez al margen

I. Á. OVIEDO.

Anquela siguió perfilando ayer los detalles de la preparación del segundo duelo oficial de su equipo esta temporada en el Carlos Tartiere en una larga sesión en la que volvió a dividir a su plantilla en dos grupos para trabajar los aspectos tácticos a sus órdenes y los físicos a las de Marcos Marcén. El técnico jienense no pudo contar un día más con Mariga, Viti ni Aarón Ñíguez, pero la buena noticia para él es que Toché completó la mayor parte del entrenamiento, antes de realizar la última acompañado solo por Forlín, que continúa su adaptación progresiva al grupo.

Con la novedad de Josín, los jugadores del filial Lucas y Álvaro continuaron en una dinámica de trabajo en la que se han consolidado los canteranos Edu Cortina, Prendes y Asier. Trata de hacerlo también Varela, que ayer reapareció sobre el césped para seguir con la recuperación de su lesión.

Fotos

Vídeos