Torró se compromete por tres campañas con Osasuna

El también exoviedista Borja Domínguez deja el Córdoba para continuar con su carrera en el Alcorcón

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

Mientras Ramón Folch tenía su primera toma de contacto con su nueva afición en el Carlos Tartiere, Osasuna anunciaba la incorporación de uno de los predecesores del mediocentro catalán en la medular oviedista, Lucas Torró. El pivote alicantino, que la pasada campaña estuvo cedido en la capital del Principado por el Real Madrid, se compromete por las tres próximas campañas con la entidad navarra, que adquiere sus servicios sin coste por su traspaso.

El club carbayón estaba interesado en seguir contando de cara al nuevo curso con el joven mediocentro, que aseguró sentirse muy cómodo tanto en la ciudad como en el vestuario a lo largo del pasado curso antes de disputar su último encuentro con la elástica oviedista en Elche, pero Torró finalmente se ha decantado por la propuesta del equipo pamplonés, que le ha fijado una cláusula de rescisión de tres millones y medio de euros en Segunda, que pasaría a ser el doble si se milita en la élite del fútbol español. En la operación se ha establecido que el Real Madrid tendrá derecho al 50% de los beneficios de una hipotética venta, además de reservarse una opción de recompra por el exoviedista, que durante la segunda mitad de la pasada campaña compartió vestuario con Borja Domínguez.

El centrocampista gallego también abrió un nuevo capítulo en su trayectoria profesional ayer al cerrar su llegada al Alcorcón, club al que estará ligado contractualmente durante las tres próximas temporadas. Los 'alfareros', que también hicieron oficial la incorporación de Borja Lázaro, desembolsan por el vigués en torno a 50.000 euros, una cantidad sensiblemente inferior a la solicitada por el Córdoba al Real Oviedo cuando abordó su posible continuidad en el Carlos Tartiere.

En ese marco de negociaciones para confeccionar la plantilla, el club azul baraja la permanencia de Héctor Verdés, que concluyó su vínculo contractual con la entidad carbayona la pasada semana. El valenciano asoma como una de las soluciones para poblar un eje de la zaga que por el momento solo cuenta con Carlos Hernández. El jienense se enfrentará a su exequipo, el Lugo, en Ribadeo el 22 de julio (19.30 h.) con motivo del trofeo Emma Cuervo.

Fotos

Vídeos