Real Oviedo

Real Oviedo | «Tenemos que trabajar como condenados los 90 minutos»

Anquela da indicaciones a sus jugadores durante la sesión en El Requexón. / ELOY ALONSO
Anquela da indicaciones a sus jugadores durante la sesión en El Requexón. / ELOY ALONSO

El técnico del Real Oviedo asegura que tiene clara la alineación y que los jugadores se lo han puesto difícil por su buena predisposición al trabajo en pretemporada

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

La hora de la verdad se acerca y Juan Antonio Anquela reconoce que ya le cuesta más conciliar el sueño. Sin embargo, el técnico del Real Oviedo tiene claro cuál será el equipo que saldrá mañana ante el Rayo Vallecano y, sobre todo, una premisa fundamental para el encuentro: «trabajar como condenados» durante los 90 minutos y esperar que la suerte, que siempre es necesaria en los partidos, les acompañe.

Las sensaciones del entrenador ante el inicio del campeonato son buenas después de una pretemporada de mucho trabajo, por lo que cree que «llegamos bien», aunque asume que «en el fútbol nunca sabes lo que te vas a encontrar y lo que pueda pasar». En cualquier caso, el jienense considera que «nosotros estamos preparados para afrontar este partido y hacerlo de la mejor manera posible».

Además, el técnico explicó que ya sabe el once que alineará en el debut del equipo mañana desde hace unos días, pero eludió pronunciarse sobre el mismo y se limitó a señalar que «vamos a sacar un once competitivo, porque la gente está rindiendo a buen nivel y lo que hace falta es que mañana se plasme y hagamos un buen partido».

Más noticias

Lo que sí dejó claro el entrenador es que a la hora de hacer la alineación tendrá en cuenta el estado físico de los jugadores y parece que se decantará por los que más minutos tuvieron a lo largo de la pretemporada frente a otros que se incorporaron más tarde al equipo y que venían de entrenarse por su cuenta, lo que les hace no estar al mismo nivel. En este caso podrían estar jugadores como Mariga, Cotugno y Hidi, que acumulan menos sesiones en sus piernas.

Anquela aprovechó la primera rueda de prensa previa a un partido para elogiar el trabajo de los jugadores y destacó que la elección será complicada: «No me lo ponen nada fácil, hay gente que ha tenido que ha dado un nivel desde el principio bastante bueno y por ahí andaremos. Miraremos méritos». También dijo que tendrá en cuenta «que necesitamos para ganar al Rayo Vallecano y a razón de ahí procederemos».

En este sentido, indicó que el partido de mañana es complicado, ya que de partida todos los equipos aspiran a todo: «Ahora estamos todos ahí arriba, estamos todos sin ningún punto, somos candidatos todos a estar arriba, a ganar la Liga y el Rayo es un candidato para hacerlo». El entrenador oviedista, por su larga experiencia en la categoría, es consciente de la igualdad de la misma: «Dime un equipo con el que me garantices que vamos a ganar. Eso es imposible en Segunda División. Aquí no se le gana a a nadie fácil». Anquela concluyó afirmando que «aquí hay que correr los 90 minutos, trabajar como condenados y luego tener la suerte que se requiere en cualquier partido de fútbol».

En lo que no tiene dudas el técnico es en la forma de jugar que quiere para su equipo: «Nosotros seremos fieles a nuestro estilo, a nuestra forma de jugar. Algún día cambiaremos, cuando creamos que hay que hacerlo». En principio eso no sucederá mañana, aunque el técnico considera que «el Rayo es muy buen equipo de fútbol. El año pasado en la segunda vuelta fue increíble, un rival tremendo y este año pues seguirá en la misma línea, no me cabe la menor duda».

Sensaciones distintas

Lo que reconoce Anquela es que a medida que se va acercando el inicio de Liga y el encuentro de mañana está comenzando a notar sensaciones distintas: «Un gusanillo, no. No sé lo que tengo. Hace una semana que no duermo, me levanto...». También bromeó señalando que «antes dormía del tirón y ahora veo muchas horas. Es la responsabilidad y ojalá que nunca deje de sentir eso. Es buena señal, significa que estamos ahí en la pelea, compitiendo y haciendo lo que realmente nos gusta».

El titular del banquillo azul explicó que tiene a su disposición a toda la plantilla, salvo a los lesionados de larga duración Fabbrini y Varela. «La verdad que ha trabajado todo el mundo y lo hemos hecho dentro de la intensidad que requería el entrenamiento al máximo nivel», concluyó el entrenador oviedista.

Fotos

Vídeos