Real Oviedo

Real Oviedo | Los tropiezos no hacen perder la fe

Aarón, a la derecha, bromea con Diegui y Rocha, en el entrenamiento de ayer. / ÁLEX PIÑA
Aarón, a la derecha, bromea con Diegui y Rocha, en el entrenamiento de ayer. / ÁLEX PIÑA

Los azules suman los mismos puntos que en la primera vuelta a estas alturas y confían en una reacción similar a la que tuvieron en su momento | Los jugadores insisten en que el equipo transmite buenas sensaciones pese a no lograr triunfos

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

El Real Oviedo sumó el pasado viernes, con el empate ante el Barcelona B, su cuarta jornada sin perder, y con ello el colchón de puntos que tenía para mantenerse en posiciones de 'play off'. Sin embargo, el equipo se sigue agarrando a las buenas sensaciones y a la capacidad de reacción que le permitió en su día escalar posiciones y situarse en la zona alta de la clasificación.

Los azules llevan los mismo puntos a estas alturas que tenían en la primera vuelta e insisten en que conocen el camino para volver a la senda de los triunfos. Al menos eso es lo que se desprende de las declaraciones de los jugadores del conjunto carbayón.

El extremo ilicitano Aarón Ñíguez reconoció ayer que al equipo quizás le falte un «un poquito de suerte en las acciones de ataque», pero considera que en cuanto al juego no está siendo muy diferente al que desarrollaron en otras fases del campeonato, cuando los resultados acompañaban y por ello cree que «la línea a seguir es la que estamos llevando: Trabajo, constancia, humildad» y tiene claro que, al final, eso les permitirá «estar cerca del objetivo».

Más Real Oviedo

Está claro que el resultado del viernes no fue el esperado, pero eso no hace que la lectura que Aarón Ñíguez hace del encuentro sea negativo «fue una lástima porque creo que hicimos un gran trabajo, un gran partido», aunque no oculta que «faltó lo más importante que es el gol, pero las sensaciones son positivas», dijo. A esto es a lo que se aferran los jugadores azules, tal como explica el ilicitano «las sensaciones son positivas. Estamos en una dinámica que nos está costando más sacar los tres puntos, pero las sensaciones de este último partido son diferentes a las anteriores», dijo el jugador.

En una línea similar se pronunciaba el defensa Mossa, que dijo que ante el filial catalán se hicieron «muchas cosas para ganar, nos ha faltado el último pase, el remate», pero también coincide en que «hay que estar tranquilos porque hemos vuelto a la buena dinámica de juego, a lo que trabajamos semana a semana», insistiendo en que «nos ha faltado el gol».

Lo mismo dijo el centrocampista Folch, que la próxima semana será baja por sanción, «hemos tenido solidez defensiva, como casi siempre, generamos peligro para meter gol pero no estuvimos acertados y nos vamos con un punto». Eso, reconoce el medio, hace que se fueran del partido del viernes con una sensación «un poco triste, nos vamos con mal sabor de boca porque merecíamos ganar», comentó.

En algo en lo que insisten los jugadores oviedistas en las últimas semanas es en que siguen confiando en su capacidad para volver a ser el equipo que logró estar diez jornadas sin perder. Aarón Ñíguez comentó ayer que en el vestuario «nunca hemos tenido ninguna duda en el vestuario, confiamos mucho en este grupo», aunque asumiendo que «la confianza te la dan los resultados», pero «el equipo está fuerte y las sensaciones son las mismas que a principio de temporada», dijo el extremo.

El valenciano Mossa, mostró ayer su confianza en que los triunfos vuelvan a llegar «esto es muy largo, todos tenemos épocas mejores y peores, ahora los resultados no están acompañando, pero si seguimos así volveremos a la buena línea», indicó.

Además, una de las ventajas es que el equipo ya ha sabido superar una situación como la que atraviesan ahora y por eso Aarón comenta que están reviviendo sensaciones de la temporada «en la que se hacían las cosas bien, pero los resultados no llegaban».

En lo que no quieren perder el tiempo los jugadores oviedistas es en hablar de los árbitros y sobre el tanto anulado a Toché, Aarón Ñíguez señaló que «no hay que darle más vuelta. Al final de la temporada, el balance con los árbitros es equilibrado. No estamos teniendo fortuna en esas acciones, pero no hay que darle más vueltas».

Algo parecido dijo Folch, que comentó sobre el error en el tanto anulado que «ellos también se equivocan, no hay que mirar al árbitro y sí al próximo partido».

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos