Real Oviedo

Real Oviedo | «La única receta es jugar bien al fútbol y no bajar los brazos nunca»

Anquela charla con Dani Mallo, uno de sus ayudantes, en el entrenamiento de ayer./ELOY ALONSO
Anquela charla con Dani Mallo, uno de sus ayudantes, en el entrenamiento de ayer. / ELOY ALONSO

Juan Antonio Anquela insiste en la obligación de pelear los noventa minutos de cada partido

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

El Real Oviedo se reencontró con la victoria el pasado domingo ante el Córdoba. Y lo hizo tras un partido en el que, precisamente, no desplegó su mejor juego. Los azules intentarán dar continuidad al triunfo, mañana, ante el Alcorcón. Para ello, el técnico Juan Antonio Anquela tiene claro que sus jugadores deben mantener la intensidad los noventa minutos de juego y no darse ni un respiro en ningún momento.

El técnico jienense explicó ayer cuál es, a su juicio, el camino para lograr el triunfo. Señaló, en este sentido, que «la única receta es jugar bien al fútbol y no bajar los brazos nunca». En el encuentro de mañana ante el Alcorcón, Anquela asume que es necesario no perder la cara nunca, pase lo que pase: «Si vas perdiendo, te machacan, y, si vas ganado, hay partido intenso hasta el último minuto». Por eso les ha pedido a los suyos que sean «un equipo rocoso y consistente» y, después, «que jueguen bien al fútbol». Uniendo todo eso, añadió, se consigue ser «un buen equipo», aunque reconoció que esto no es sencillo de hacer.

Más Real Oviedo

Anquela es consciente de que el Real Oviedo debe mejorar para convertirse, poco a poco, en un grupo sólido. Para ello, entiende que la clave pasa por que todos vayan en la misma dirección. «El fútbol son muchas cabezas que hay que sintonizar en la misma frecuencia y a veces no es fácil. Vamos a seguir trabajando para construir un Oviedo que sea capaz de competir en cualquier campo y jugar bien», explicó el entrenador, que reconoce que no siempre se ha logrado esto: «Algunas veces lo hemos hecho y no hemos ganado, así que costará más si no somos consistentes y dejamos cosas al azar».

El entrenador del conjunto ovetense tiene muy clara la receta a través de la que llegan los triunfos. «En un partido de fútbol hay que estar siempre concentrados. Un segundo que estés fuera y pierde. Hay que hacer mucho para ganar y se pierde con muy poquito», sentenció el jienense.

Los azules buscarán mañana su primera victoria de la temporada como visitantes, pero el entrenador es consciente que no será tarea sencilla. «Tenemos muchas ganas de conseguir un triunfo, pero vamos a Santo Domingo, que no es fácil. Es un campo tremendo», hizo hincapié, al tiempo que recordó que los alfareros comenzaron muy bien la temporada, aunque luego entraron en un bache, algo que, a su juicio, les pasa a todos los conjuntos.

Anquela reincidió en que el Real Oviedo sale al campo con el objetivo de lograr la victoria. «Nunca pienso en empatar, siempre pienso en ganar, pero luego el partido te pone en tu sitio y te dice qué es bueno y qué es malo. Espero que no nos conformemos con empatar», indicó. Lo que no oculta el técnico es que se enfrentan a un rival que no se les da especialmente bien, ya que los azules nunca han ganado en el campo de Santo Domingo.

En cualquier caso, insiste en que la única forma que existe para que lleguen los triunfos es «trabajar como si fuera el último día y el partido del domingo, como si fuese el último. Lo que hoy es blanco mañana se pone negro y eso es lo que mata a los equipos que no saben gestionar esa situación».

Además, destacó que lo importante es que sean conscientes de que el camino hacia el triunfo es ser «un conjunto implicado que trabaje todo el tiempo que se juegue». Por lo que, consciente de que será un partido duro, sueña con ver a un Oviedo que «va a competir y que no se va arrugar, con intensidad».

Síguenos en:

Fotos

Vídeos