«Tenemos que valorar este triunfo, ya era hora»

El médico, Manuel Rodríguez y el fisio Diego Suárez con Forlín. /  XAVI
El médico, Manuel Rodríguez y el fisio Diego Suárez con Forlín. / XAVI

Anquela cree que el equipo mejoró tras el descanso gracias a la fe de los jugadores y a su competitividad, mostrada hasta el final

R. J. GARCÍA TARRAGONA.

El resoplido de Juan Antonio Anquela al sentarse en la sala de prensa del Nou Estadi condensaba el sufrimiento final, con la expulsión de Carlos Hernández, el gol de penalti y el peso que el técnico se quitaba de encima por ver cómo los suyos por primera vez esta temporada se imponían como visitantes. Por todo ello, el entrenador oviedista tenía muy claro que era lo que de verdad se debía valorar. «Es importante ganar, me interesan los tres puntos, sumar», resumió el jienense.

No obstante, el técnico reconoció también lo beneficioso que iba a ser el triunfo para el futuro pero, sobre todo, por lo que significa lograr una victoria. «La Segunda es muy complicada. Esto es muy largo, lo digo todos los años», desgranó, mientras insistió en su discurso de la necesidad de «sumar y llegar vivo a los dos últimos meses». «Si lo haces tienes posibilidades a todo», apostilló.

Antes de eso, el entrenador volvió a dejar claro lo igualado de una categoría «en la que nadie regala nada y hay que pelear cada punto». Una prueba de ello es lo que él y los suyos sufrieron ayer. De hecho reconoció que «no sé ni cómo entró el segundo penalti. Con uno menos, en la última jugada... El fútbol tiene estas cosas», indicó. La receta de Anquela para que los resultados sigan llegando es «sufrir, estar juntos y tranquilos».

El técnico comentó que la primera victoria, aunque llegó de una forma agónica, no fue inmerecida, ya que considera que, en líneas generales, «hemos estado bien colocados y llegamos al área rival sobre todo en la segunda parte, en la que dimos un paso adelante». «Jugamos en campo de ellos y es un justo premio ante un adversario que es complicado porque hacen muchas cosas bien», analizó. «Tenemos que valorar este triunfo. Ya era hora», apostilló.

Una vez más, el equipo reaccionó tras el descanso. «En la segunda parte adelantamos el líneas y el equipo fue otro, todos estuvieron mucho mejor: abrimos el juego en banda, llegamos y fuimos valientes», expuso.

Lo que sigue sin lograr el técnico es que el equipo deje de hacer concesiones en defensa y cometer errores que les cuestan puntos. «Si analizas las ocasiones del Nástic son errores muy gordos nuestros», explicó. Sin embargo, Anquela es optimista: «Creo que eso lo solventaremos porque tenemos gente con valía y experiencia».

El equipo, en la segunda mitad, volvió a recurrir a la defensa con tres centrales y adelantó a los carrileros, dando así más proyección ofensiva a los teóricos laterales. En definitiva, considera que salió bien «porque la gente en el campo no perdió la fe. Veíamos que teníamos posibilidades, que llegábamos», indicó, aunque reconoció que hubo una jugada de Uche que les pudo costar un disgusto. Finalmente, no quiso pronunciarse sobre ninguna de las jugadas polémicas del encuentro ni sobre la actuación arbitral.

Fotos

Vídeos