Real Oviedo

Real Oviedo | «No vamos a ganar ningún partido fácil»

Juan Antonio Anquela da instrucciones a sus jugadores durante la sesión de ayer entre Dani Mayo y Juanjo Carretero, técnicos auxiliares./ELOY ALONSO
Juan Antonio Anquela da instrucciones a sus jugadores durante la sesión de ayer entre Dani Mayo y Juanjo Carretero, técnicos auxiliares. / ELOY ALONSO

Anquela alerta del potencial del Nástic y pide a los suyos que tengan paciencia y den el 100% para dedicar a la afición una victoria

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

El mensaje de Juan Antonio Anquela cada semana es siempre el mismo: destaca la igualdad y la dificultad que tiene cada partido en Segunda División. Las palabras del técnico ayer, en la víspera de enfrentarse al Nástic, no fueron diferentes e incluso las reforzó por el rendimiento de los catalanes como visitantes, por lo que espera un partido igualado y que se decidirá por detalles, siempre que el equipo «esté al 100%».

El técnico azul dejó claro que no piensa en otra cosa que no sea el encuentro ante el Nástic y evitó mirar más allá, incluso quitó importancia a jugar dos encuentros consecutivos en el Carlos Tartiere: «Nosotros no hemos ganado un partido fácil y no vamos a ganar ninguno así de aquí a final de temporada. Ojalá ganemos muchos, pero no vamos a ganar ninguno fácil, porque no somos superiores a nadie».

Por ello, el técnico tiene claro lo que quiere de los suyos mañana. «Si somos un equipo constante, que no falle nadie en el engranaje podemos competirle a cualquiera, pero superiores no somos a nadie. Lo hemos demostrado todo el año», dijo.

El preparador jienense dejó claro que para mañana espera un partido «muy difícil como siempre» y se refirió a los números que el conjunto catalán tiene como visitante: «Es el equipo que más puntos hace fuera de casa, creo que el equipo que más partidos ha ganado lejos de su campo. Eso no es suerte, eso es que son un equipo muy serio y muy ordenado».

Más Real Oviedo

Anquela repetirá, salvo sorpresa, el mismo sistema con cuatro defensas que el pasado domingo le dio el triunfo sobre el Lugo y espera que el rendimiento sea el mismo: «Me gustaría que el equipo diese ese nivel y tuviesen un poco más la pelota e hiciésemos mas cosas en ataque». Aunque puestos a pedir también quiere quiere que los suyos afronten el encuentro con «paciencia» sabiendo lo que se quiere en cada momento y, sobre todo, «intentar hacer alguna de las pocas opciones que este equipo da a los rivales fuera de casa, que son pocas generalmente».

Lo que siempre está del lado de los azules es la afición y por eso el entrenador espera que siga siendo así. «Ha sido siempre nuestra clave, vivimos de ellos. Vivimos del Tartiere, de nuestra gente y de nuestra gente enchufada y sabiendo que los necesitamos», explica. Esa necesidad del apoyo de la grada viene de la dificultad que presentan todos los encuentros: «Nosotros no hemos ganado ningún partido claro, no me acuerdo de ninguno, ganamos al Reus y metimos el tercer gol muy al final, no hemos ganado ningún partido claro nunca porque esto es la Segunda». El técnico reconoce que la grada les ha apoyado «del primer segundo al último» e insiste en que se logre «una comunión perfecta entre el equipo y el aficionado, pero ahí hay dos partes y la principal somos nosotros, que somos los que debemos enganchar a la afición».

Anquela no escatimó elogios al Nástic del que dijo es «muy buen equipo, está muy sólido, compensado, y tiene cuatro delanteros que jugarían perfectamente en bastantes equipos de Segunda». Por eso es consciente de que el encuentro se decidirá por «detalles» y recordó que en Lugo «cayó de nuestra parte en el último momento y ganamos, pero tuvimos que sufrir hasta el último segundo».

Una y otra vez el entrenador insistió en que su equipo no es superior a ningún rival. «Hacemos pensar a la gente que con el nombre vamos a ganar un partido, y es imposible lograr un triunfo con el nombre. Esa es mi única pelea», subraya Anquela que pide humildad: «Respetar a todo el mundo y competir como lo hemos hecho en muchos partidos y nada más».

Finalmente, el entrenador dijo que no había visto los partidos de Champions de esta semana: «No veo eso. Eso no me interesa, me interesan los míos, veo al Lugo, al Nástic, eso es otra historia». Su inquietud es que el Oviedo dé el máximo: «El que no corre no gana por muy bueno que sea, y el que no trabaja no gana. El día que no estás al 100% te pinta la cara cualquiera».

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos