«Estudiad, el fútbol es muy difícil»

«Estudiad, el fútbol es muy difícil»
Verdés, Silvia, Varela y Yoli, con los alumnos Ciro Suárez, Hugo Trigo y Guillermo Feijoo. / MARIO ROJAS

Los alumnos del Colegio Príncipe de Asturias de Las Regueras recibieron la visita de los jugadores del Oviedo

JUAN CARLOS ABAD SANTULLANO.

Silvia Fernández y Yolanda Chamorro, jugadoras del Real Oviedo Femenino y sus homólogos del masculino Héctor Verdés y Francisco Varela hicieron ayer las delicias de los alumnos del Colegio Príncipe de Asturias de Las Regueras. También de las profesoras, que no dejaron pasar la oportunidad de fotografiarse con dos de los hombres de Anquela antes de que se sometieran a las preguntas de los pequeños.

Porque la visita de los cuatro deportistas se convirtió en una exigente rueda de prensa. Fue difícil para Verdés y Varela escapar a su condición de profesionales, de deberse a un club. Tanto da contestar delante de un 'photocall' que ante ochenta niños. La profesión va primero. Ente los niños, en cambio, y las dos jugadoras, más de carne y hueso, las distancias se acortaron.

«Los más mayores llevan toda la mañana pensando solo en el Real Oviedo», afirmó la directora, Marta Corrales, mientras aguardaba la llegada de los futbolistas. Paloma Martínez, una de las tutoras, ataviada de azul carbayón de los pies a la cabeza, fue la encargada de presentar a la comitiva ante una entregada audiencia.

Más Real Oviedo

Pelayo Álvarez, a sus once años, se reveló como un plumilla ácido y directo. «¿Qué os pareció el arbitraje de las últimas semanas?», interpeló a Verdés y Varela, que contestaron sin salirse del guión: «Nos centramos en nuestro juego y en hacer las cosas bien. A veces nos favorecen, a veces no, pero no entramos en ese juego.

Ciro Suárez, con desparpajo, tiró a dar y preguntó por la desigualdad entre el deporte masculino y femenino. «Es una buena pregunta y el Real Oviedo ha dado un paso importante al incorporar al Oviedo Femenino», dijo Verdés antes de pasar el micro a Silvia y Yoli. «Cada vez se ve más fútbol femenino por la televisión, se empieza a hablar de nosotras», explicó Silvia.

Hubo más preguntas acerca de las dificultades de la carrera profesional de un futbolista y la lucha por cerrar la brecha de género volvió a aparecer. «Antes era complicado o peor. Yo iba a un colegio de curas y no me dejaban jugar con los chicos porque me decían que era 'antieducativo' convivir con ellos. Antes era más complicado», se explayó la futbolistas..

Hubo más preguntas. Hugo les inquirió por la influencia de la ausencia de Anquela en el banquillo y Rodrigo por la alineación en la derrota a manos del Tenerife. Pelayo volvió a la carga: «¿Qué se siente al ver el Tartiere como en el derbi?». «Ojalá todas las semanas fuera así», respondió Verdés antes de recomendar a los 'guajes' que estudiaran: «Hay mucha gente que quiere ser futbolista y es muy difícil llegar a serlo». Yoli y Silvia mostraron el camino al compaginar sus estudios de derecho y enfermería con su carrera deportiva.

Para acabar, la foto de familia, cánticos de grada y un presente del club: un buen puñado de entradas para demostar el domingo en el Tartiere ante el Granada la misma pasión que en las aulas.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos