Vuelta al trabajo marcada por la ilusión

Los jugadores del Real Oviedo agradecen a sus aficionados el apoyo durante el primer entrenamiento del año./HUGO ÁLVAREZ
Los jugadores del Real Oviedo agradecen a sus aficionados el apoyo durante el primer entrenamiento del año. / HUGO ÁLVAREZ

Mariga, Owusu, Yeboah y Pucko no estuvieron en el regreso, todos ellos con permiso del club, y se incorporarán en los próximos días | La plantilla del Oviedo volvió ayer por la tarde a los entrenamientos tras una semana de vacaciones

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

La vuelta al trabajo del Real Oviedo, tras una semana de vacaciones, estuvo marcada por una fuerte lluvia y la presencia de más de dos centenares de aficionados. Un nutrido grupo de seguidores con la ilusión de volver a repetir en el reinicio de la competición los resultados que precedieron al parón navideño.

El equipo se fue de vacaciones tras lograr cinco victorias consecutivas y con las mejores sensaciones de la temporada, lo que le ha permitido alcanzar los puestos de ´play off´. Los oviedistas retornaron a los entrenamientos para preparar el complicado compromiso del próximo domingo ante el Huesca, actual líder de la categoría, que marcará el fin de la primera vuelta del campeonato.

Será la primera de las dos salidas consecutivas que tendrán los azules, que el viernes siguiente visitarán al Rayo Vallecano. Se trata de dos compromisos que servirán para que los de Anquela intenten ratificar su candidatura a ser uno de los equipos de la zona alta de la tabla.

En la primera sesión de entrenamiento del año no estuvieron presentes varios jugadores. Yeboah, Mariga, Owusu, Pucko y Fabbrini se ausentaron con permiso del club y se irán incorporando al trabajo en los próximos días. Alguno de ellos está previsto que ya se entrenen hoy con sus compañeros.

El ghanés Yeboah se encuentra en su país resolviendo asuntos burocráticos, aprovechando las vacaciones y que será baja para el encuentro del próximo domingo, cuando deberá cumplir el segundo de los dos encuentros con que fue sancionado por su expulsión ante el Sevilla Atlético.

En el caso de Fabbrini se reincorporará en los próximos días para afrontar la fase final de su recuperación. Aunque el club no ha marcado plazos, todo apunta a que su vuelta podría producirse a finales del mes de febrero.

El delantero Toché sigue trabajando al margen del grupo y ayer saltó al campo en la fase final del entrenamiento para realizar carrera continua acompañado de Viti, que también apura su recuperación. Se espera que esta semana el de Santomera comience a ir poco a poco incrementando su ritmo de trabajo y pueda comenzar a realizar parte del entrenamiento con el grupo. El delantero murciano, que estuvo trabajando la pasada semana, podría estar disponible para el encuentro del 23 de enero ante el Almería, aunque, como es habitual, Anquela no es partidario de forzar la vuelta de los jugadores hasta que estén completamente recuperados.

En el entrenamiento de ayer también estuvieron los jugadores del filial Gorka, Prendes, Edu Cortina y Asier. El trabajo fue eminentemente físico, con un circuito y diversos ejercicios, que se prolongaron durante algo más de una hora, siempre bajo una intensa lluvia. El técnico ha dispuesto que el equipo trabaje hoy en doble sesión, la matinal a las diez y la vespertina a las cuatro, ambas a puerta abierta en El Requexón.

Anquela no podrá contar para el primer encuentro del año con los lesionados Fabbrini, Toché y Viti, además del sancionado Yeboah, pero podrá hacerlo con el resto. La semana de descanso les vino bien a alguno de los jugadores que habían tenido molestias en las últimas semanas. Son los de Aarón Ñíguez, Mossa o Christian Fernández, que se habían perdido algunas sesiones de trabajo por sus molestias.

En principio, para Huesca no se esperan novedades en el once de los oviedistas. El técnico jienense no es partidario de hacer cambios cuando las cosas funcionan como lo están haciendo ahora.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos