«Tenemos que hacer del Carlos Tartiere un fortín»

«Tenemos que hacer del Carlos Tartiere un fortín»
Alfonso detiene un balón en el entrenamiento en El Requexón. / ELOY ALONSO

Alfonso Herrero asegura que el equipo está sintiéndose cómodo con el nuevo estilo y que los nuevos jugadores tienen mucha calidad

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El Real Oviedo busca un aliado para una competición que se presenta muy dura y no es otro que el Carlos Tartiere. El portero del conjunto oviedista Alfonso fue claro ayer al asegurar que «tenemos que hacer del Tartiere un fortín», algo que considera clave. «Es muy importante que aquí con nuestra gente podamos dar una buena versión», agregó. Además, el objetivo que se marca el portero toledano es «transmitir la sensación de que venir aquí es venir a pasarlo mal», indicó.

Para ello, uno de los retos es mantener la puerta a cero, pero tampoco es algo que obsesione al portero oviedista. «Es pronto, creo que es complicado que todo se dé bien en todos los aspectos», explicó a la vez que destacó que «en ataque estamos cumpliendo muy bien y en defensa también estamos bien, pero es principio de temporada, aun hay que ajustar cosas». Lo que tiene claro es que si logran una «buena solidez defensiva, que todo el mundo trabaje en defensa, como lo hacemos en ataque, se pueden dar buenos resultados».

La Liga es este año más complicada con la presencia de muchos conjuntos históricos de gran potencial económico u el meta no es ajeno a ello. «Tenemos mucho nivel en todos los equipos» aseguró Alfonso, que en el caso del Zaragoza, rival del sábado, destaca que «tiene muy buenos jugadores, arriba especialmente tiene mucha calidad».

El Real Oviedo de esta temporada ha cambiado el estilo y los jugadores están adaptándose bien. «A nivel grupal creo que el equipo está muy contento con la manera que tiene el míster de jugar», expuso el toledano, que cree que los jugadores que han llegado tienen «más calidad y mantienen más el balón». Ellos se sienten cómodos, hacen buenos partidos y todo el equipo lo nota», por lo que concluye que «es una buena manera de jugar los partidos y a mí me da seguridad en el campo».

Esa nueva forma de juego también requiere cosas diferentes del portero. «Con tres centrales el balón pasaba menos por la portería, pero este año juego un poco más con los pies». Algo que le gusta. «Me encuentro bien, cómodo, e intento aportar lo máximo posible al equipo en esa faceta que es relativamente nueva para mí», aseveró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos