Aliados y rivales para Toché

Aliados y rivales para Toché
El secretario técnico azul, Ángel Martín González, habla por teléfono en El Requexón. / SEMEYAPRESS

El Oviedo afina el cambio en su delantera con dos perfiles que se puedan complementar con el murciano

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

La reforma del edificio del Real Oviedo para la nueva temporada se adentra en la azotea. Tras adquirir con premura las herramientas necesarias en el mercado para engalanar el piso medio con piezas que le confieran una nueva conexión con el ático, que abre sus puertas a nuevos inquilinos.

El primero en cruzarlas, salvo sorpresa mayúscula, será Ibrahima Baldé, que completará su deseo de regresar al fútbol español seis años después de su marcha a Rusia. El delantero senegalés permitirá a Juan Antonio Anquela agregar a su plantilla el perfil de un atacante generoso en el esfuerzo, con una corpulencia que no le impide atacar los espacios escudado en su potente zancada. Características que en el seno del club azul entienden complementarias a las de Toché, por el momento el único ariete con ficha de la primera plantilla del que dispone el técnico jienense.

En torno a esa premisa de diversidad de tipologías para asumir la responsabilidad goleadora se ha movido en el presente mercado estival la entidad carbayona, que echó sus redes sobre Rodri y Marc Cardona, aunque no pudo completar las operaciones al decantarse los dos delanteros criados en Andalucía por otras propuestas. Los azules activaron entonces las alternativas y el secretario técnico, Ángel Martín González, encontró un aliado en su dilatada trayectoria profesional en los despachos.

Más Real Oviedo

En su etapa en Osasuna coincidió con Ibrahima Baldé, con el que volverá a cruzar su camino en la capital del Principado tras desvincularse el africano del CFR Cluj. Un equipo con el que conquistó la Liga rumana la pasada campaña, aunque sin desempeñar un rol protagonista que ambiciona retomar en su vuelta a España. «Al final, el delantero cuanto más arropado esté mucho mejor. Ojalá podamos jugar con dos puntas durante el año y venga un perfil diferente al mío, que nos podamos compenetrar a la perfección porque será en beneficio del equipo», expuso la pasada semana Toché, que comparte con el senegalés esa voluntad de hacer borrón y cuenta nueva para regresar a sus mejores cifras goleadoras.

Ese afán reivindicativo caracteriza a la artillería azul para el próximo curso, ya que el gran objetivo del club para liderarla, Joselu, también pretende elevar sus guarismos tras finalizar la última temporada con unos registros anotadores inferiores a los que había conseguido previamente. Objeto de un tira y afloja entre la entidad nazarí y la carbayona, su fichaje aportaría velocidad y oportunismo a la vanguardia del conjunto dirigido por Anquela, que en su estreno en el banquillo local del Carlos Tartiere sufrió la falta de pólvora en determinadas fases del campeonato.

El delantero onubense, máximo goleador de la categoría con el Lugo, también agrega su juego ese sacrificio que demanda el entrenador oviedista, que espera poder contar al cierre del mercado con una terna que le permita pólvora y variedad de opciones para disponer de soluciones en la compleja y larga carrera de la Segunda División. En su preparación, el experimentado técnico tendrá que amoldarse a la variedad de ritmos en ese capítulo de llegadas.

Mientras que la llegada de Ibrahima solo la ralentiza un trámite burocrático, por Joselu deberá ser más paciente, ya que ayer participó en el amistoso disputado por su equipo ante el Extremadura y ha despertado el interés de varios clubes. El último en preguntar por su situación, aseguran en Granada, ha sido el Sporting. Con alternativas por si la operación no cristaliza, los azules deberán acometer el proceso de ensamblaje para una delantera en la que Toché aguarda por sus competidores y nuevos socios.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos