Anquela abre el abanico del filial en el regreso de Toché

Diegui Johannesson trata de eludir la marca de Mier. /  ELOY ALONSO
Diegui Johannesson trata de eludir la marca de Mier. / ELOY ALONSO

Prendes, Edu Cortina, Jimmy, Javi Hernández y Mier se ejercitan a las órdenes del jienense en una sesión con la única ausencia de Viti

OVIEDO.

Con la única ausencia de Viti, que continúa inmerso en su proceso de recuperación, el Real Oviedo comenzó a preparar el duelo de este sábado (18 horas) contra el Zaragoza en el Carlos Tartiere. Después de iniciar la semana de entrenamientos con una sesión desarrollada en su mayoría en el gimnasio y de carácter regenerativo para los titulares el pasado sábado en Cádiz, Juan Antonio Anquela elevó el listón de la carga física en una extensa sesión en la que Toché regresó al trabajo con el grupo después de su ausencia el pasado lunes.

La confección de la plantilla, de menores efectivos que la pasada campaña, permite al técnico oviedista poder contar con jugadores del filial aun teniendo a todos sus jugadores a su disposición para observar de cerca en el trabajo diario a los jugadores más prometedores del segundo equipo del club. El jienense volvió a nutrirse ayer de los jóvenes que compiten a las órdenes de Javi Rozada y reclutó a Jimmy, Prendes, Edu Cortina, Javi Hernández y Mier, que completaron un entrenamiento en la que la mitad del grupo se ejercitó a sus órdenes mientras la otra lo hacía bajo las directrices del preparador físico Marcos Marcén, que preparó dos circuitos destinados a la defensa y a la finalización de las jugadas. Una sesión que realizó Carlos Martínez hasta el partidillo con dimensiones reducidas, en el que sí participó Ramón Folch, que avanza hacia su estreno en competición oficial esta temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos