Real Oviedo

Anquela: «Este club tiene unas posibilidades enormes y, si tiene tranquilidad, volverá»

Anquela: «Este club tiene unas posibilidades enormes y, si tiene tranquilidad, volverá»

«Cuando perdemos busco un agujero para meterme y que pasen los días rápido. Naci así y moriré así» | «El año pasado cuando tuvimos que dar el do de pecho no lo dimos»

IVÁN ÁLVAREZ y RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

Más distendido y sin apenas síntomas de una inquietud en su forma de seguir los partidos que tiene claro que nunca va a cambiar, Juan Antonio Anquela aborda en una entrevista con EL COMERCIO sus impresiones desde su aterrizaje en el Carlos Tartiere hasta los días previos del inicio de su segunda temporada al frente del conjunto carbayón. «Soy bastante veterano en esto, pero tengo la ilusión del primer día», señala el jienense, que no ha cambiado ni un ápice su visión acerca del club azul tras un año dentro de él.

«Es un equipo que tiene unas posibilidades enormes y si tiene tranquilidad, volverá. Si no, en el fútbol quien quiere dar los pasos más rápidos de lo que corresponde al final tiene problemas», sostiene el experimentado preparador andaluz, sin excusas respecto a lo que le faltó a su equipo para haber alcanzado un 'play off' del que se quedó a las puertas. «Cuando tuvimos que dar el pecho no lo dimos», zanja antes de reconocer que hay «mucho» trabajo adelantado de cara a una campaña en la que pretende imprimir un sello más creativo a su estilo de juego.

«Vamos a intentarlo, pero todo desde una base. Quiero un equipo que sepa competir, pero la gente lo entiende como intensidad y no. Competir es saber jugar al fútbol, saber lo que corresponde, estar bien colocados y ser intensos. En la vida hay que hacerlo todo con amor y con pasión porque si no las cosas no salen», expone el capitán de la nave oviedista, que apostilla que tratan de «tener una identidad, pero luego el fútbol te dice lo que hay que hacer y te lo dice bien rápido».

Más noticias

Satisfecho con la aportación de los canteranos, considera que la presencia de «tres delanteros buenos» le obliga por número a inclinarse porque Steven trabaje con el filial, pero subraya que tiene «confianza en él». «Ahora jugará con su equipo y cuando tengamos que echar mano de él, la echaremos», profundiza el jienense, que reconoce que han buscado en este mercado jugadores con hambre y capacitados para rendir en el Carlos Tartiere, «una plaza» que dentro de la dificultad para él es «facilísima porque la gente te lleva en volandas».

«Lo único que tienes que hacer es muy poquito, lo que te piden ellos. Y lo que te piden ellos no son raíces cuadradas, te están pidiendo que sumes bien. Sumar bien es correr, trabajar», expone el jienense, que considera inalterable la vehemencia con la que vive alegrías y desilusiones. «Cuando ganamos soy muy feliz y cuando perdemos busco un agujero para meterme y que pasen los días rápido. Nací así y moriré así, el día que no actúe de esta manera estaré empezando a ver que hay problemas», concluye.

Lea la entrevista íntegra en la edición impresa de este jueves o en Kioskoymas.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos