«No hay tiempo para seguir martirizándonos por lo que pasó»

Juan Antonio Anquela da indicaciones a sus jugadores durante la sesión de entrenamiento en el Carlos Tartiere. / ELOY ALONSO
Juan Antonio Anquela da indicaciones a sus jugadores durante la sesión de entrenamiento en el Carlos Tartiere. / ELOY ALONSO

El técnico azul cree que el partido de hoy es lo mejor para pasar página y asegura que le da «una importancia tremenda a la Copa»

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Sin tiempo para dar más vueltas a la dura derrota del sábado, el Oviedo tiene esta tarde un partido que Juan Antonio Anquela espera que les venga bien ya que considera que «la mejor semana para lo que ocurrió el sábado es esta» pues la proximidad del encuentro ante el Mallorca no deja tiempo para «para seguir martirizándonos por lo que pasó».

No obstante, el técnico tampoco quiere que se olvide lo sucedido ante el Zaragoza, puesto que espera que sirva de lección: «Hay que aprender el porqué de las cosas. El que no hace lo que le corresponda tiene problemas». En eso no tiene dudas de que el sábado tuvieron problemas y «nos castigaron merecidamente», sentenció.

Aunque ayer se trataba de la rueda de prensa previa al partido de Copa, la abultada derrota ante el Zaragoza todavía estaba muy presente. El entrenador volvió a recordar sus palabras antes de jugar ante los maños y por ello hizo hincapié en que «lo del otro día no es un accidente, fue una cosa que no vimos venir y que estaba ahí. En la rueda de prensa del viernes avisé que habría un antes y un después del partido por la dificultad del rival».

En cualquier caso, Anquela es optimista y cree que los jugadores ya se han recuperado del golpe recibido: «Al vestuario lo he visto bien. Hablamos de ello. Lo importante es saber por qué ocurre y no poner excusas y saber qué se hizo mal, el primero yo». Y añadió que asume que se equivocaron «en muchas cosas y así no se puede ganar».

Además, al repasar esas muchas cosas que se hicieron mal, el técnico recalcó en que fueron variadas y afectan a distintas facetas del juego: «Tardamos en colocarnos, jugamos en muchos metros y el rival tenía superioridad en unas partes del campo es imposible. No llegábamos a robar y cuando la teníamos nos duraba poco». En definitiva, Anquela es consciente de que rompieron «todas premisas que se necesitan para competir en Segunda». Por eso, insistió en que no se pueden olvidar de esas cosas que hay que hacer cada día y en cada partido, como sucedió el sábado.

Respecto al partido de esta tarde, el técnico quiso darle la máxima importancia a la competición asegurando que «ojalá lleguemos a la final de la Copa» y también reconoció que otro objetivo es que «tenemos gente que tienen que coger minutos y mejor entrenamiento que un partido no hay nada». Pero recalcó que le da «una importancia tremenda a la Copa». «No voy a decir que no nos interesa. Nos interesa y mucho. Jugaremos contra un equipo que también le interesa y será difícil», insistió.

Sobre la alineación, dijo que tratará de hacer «un equipo competitivo e intentare competir. Si no se compite es imposible ganar. Si no estamos al cien por cien, ni empatamos», hizo hincapié el jienense.

Uno de los que estará en el once es Forlín, al que el técnico asegura que ve bien y justifica su ausencia porque «jugamos con dos centrales». «Necesitamos un zurdo y diestro, y optamos por esto», señaló, pero insistió en que Forlín es «un profesional como la copa de un pino y ahora le tocará dar un paso adelante, no tengo duda de que lo hará todo lo bien que lo sabe hacer».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos