«Este es un partido que puede marcar un antes y un después»

Anquela, pensativo, durante el entrenamiento. / ELOY ALONSO
Anquela, pensativo, durante el entrenamiento. / ELOY ALONSO

Juan Antonio Anquela considera que el equipo está ofreciendo una buena imagen hasta ahora y espera que se mantenga esta tarde

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Juan Antonio Anquela prefiere no atender a los halagos que recibe el juego del equipo en el inicio de temporada y se centra en el encuentro de esta tarde ante el Zaragoza, que asegura será muy difícil y que, a su juicio, «marcará» para bien o para mal. No obstante, no oculta que hasta ahora le gusta como se está desenvolviendo el plantel y lo que ha demostrado.

Por ello, sobre los elogios de los entrenadores rivales, el técnico del Oviedo afirmó que «solo sé que lo tendremos difícil», en referencia a esta tarde, pero dejó claro que «hemos jugado tres partidos a buen nivel». Otro aspecto que quiso recalcar es que «el día que mejor jugamos no ganamos». «Fue una pena no ganar aquel partido», se lamentó, aunque cree que en los dos últimos «también competimos bien, jugando bastante bien en fases de los partidos y eso es lo importante».

Además, sobre la imagen ofrecida, el entrenador recordó que «esto no ha hecho más que empezar, que el partido de mañana -por hoy- marcará» y que «la ilusión en el fútbol va y viene en función de los resultados, pero no nos puede afectar. Tenemos que creer en la continuidad, en el trabajo bien hecho».

En definitiva, Anquela se siente «contento porque lo que trabajamos lo intentamos hacer y lo logramos en fases». Y también con la plantilla: «Es importante que todos sumen. Somos poquitos pero el nivel es bueno».

Más Real Oviedo

Uno de los retos para hoy es dejar la portería a cero por primera vez en la temporada, algo que asegura siempre valoran los entrenadores, aunque trató de quitarle importancia. «No hay que darle más vueltas, hemos estado a buen nivel en casi todos los partidos. El primero fue un accidente, en el segundo cometimos errores y en Cádiz defensivamente estuvimos bien», hizo hincapié. «En líneas generales, salvo un rato en Córdoba, hemos defendido bien», afirmó.

Tampoco quiso dar demasiada importancia a jugar en casa porque «en Segunda da igual jugar en casa o fuera». «Al final todos los equipos estamos muy parejos e igualados y todo se decide en momentos puntuales», señaló. Por eso espera que esos «momentos» caigan de su lado y mantengan el buen camino por el que van, ya que, insistió, el resultado ante el Zaragoza «puede marcar un antes o un después, pero a nosotros no nos debe afectar para bien ni para mal».

«Una Segunda preciosa»

El técnico no quiso adelantar la alineación y, aunque insistió en que lo que va bien hay que moverlo lo menos posible, si dijo que «si hay que hacer alguna modificación se hará». También destacó la importancia de recuperar a Folch, un jugador que para él significa mucho.

Sobre la Segunda, el jienense hizo hincapié en que «está preciosa». «Es para verla cada partido, es muy bonita. El nivel de los equipos, el nombre, te lo dice todo. Hay partidos que no hace tanto eran buenos en Primera», dijo. Y, respecto al conjunto maño, comentó que «es un equipo fuerte en todas las líneas y sabe lo que quiere». «El otro día jugó un gran primer tiempo ante Las Palmas. El año pasado ahí estuvo peleando y este año creo que son más fuertes todavía», incidió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos