Real Oviedo

Real Oviedo | Anquela: «No se puede poner ninguna excusa»

Anquela da indicaciones a sus jugadores desde el banquillo durante el partido. / ÁLEX PIÑA
Anquela da indicaciones a sus jugadores desde el banquillo durante el partido. / ÁLEX PIÑA

El técnico reconoce el mal partido del Oviedo, la superioridad del Zaragoza y considera que fueron un equipo «tímido y con pocos argumentos»

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

Juan Antonio Anquela no buscó excusas a la derrota y apuntó en la sala de prensa que la explicación a lo sucedido no era difícil de dar. Al contrario. «Es muy fácil: el Zaragoza nos ha superado en todo», concluyó. En ese sentido, el técnico volvió a insistir en que sin estar al cien por cien por cien es complicado sacar los partidos, pero dejó claro que el equipo no se entregará.

Anquela no pudo rescatar gran cosa de la actuación de los suyos: «Desde el primer minuto hemos estado inseguros e imprecisos, con poca personalidad para hacer lo que veníamos haciendo hasta el día de hoy». Además, reconoció que se encontraron con un rival que lo hizo todo bien y, pese a algún intento de meterse en el encuentro, resaltó que «en líneas generales no hay que poner ninguna excusa a la victoria del rival».

En lo que sí quiso incidir fue en sus palabras habituales en la sala de prensa. «Esto es el fútbol y vengo diciéndolo. Mi discurso es siempre igual. El día que no compites o no estás al nivel que requiere la Segunda, te ganan», señaló. En ese aspecto, lamentó que «hemos regalado mucho». Los primeros encuentros del equipo habían dejado buenas sensaciones y mucha ilusión. Sin embargo, ayer la imagen fue muy mala. «Parecía que esto era coser y cantar, y solo teníamos cinco puntos en tres partidos», dijo Anquela, incidiendo en que «esto es complicado, muy difícil, y tenemos que estar al cien por cien para no perder».

Para el jienense, el Oviedo no estuvo a su nivel y fue «tímido y con pocos argumentos». No obstante, dejó claro que la derrota no le hará cambiar el discurso. «Voy a ser el mismo en la victoria que en la derrota. No cambio mi forma de pensar, ni de entender esto, ni de proceder. Trato de ser el mismo cuando se pierde que cuando se gana», aseguró, ironizando con que «a veces lo consigo, la inmensa mayoría, pero otras no».

No ocultaba su decepción. La idea, remarcó, era «ganar y dar un buen espectáculo», para lo que eran conscientes de que había que «dar un buen nivel». Pero, resumió, «no ha sido nuestro día y nos han superado en todo». Aunque apuntó que se recuperarán del golpe: «No nos vamos a entregar. Ahora es cuando se ven los futbolistas». El técnico dijo que quiere un equipo «con personalidad y sabiendo competir».

Más Real Oviedo

Ni tan buenos, ni tan malos

Anquela no escatimó en críticas al partido de los suyos. «Me preocupa que desde el primer minuto los fallos hayan sido colectivos. Con el balón en los pies hemos sido un equipo inseguro y defendiendo ni te cuento». Tampoco hubo reacción tras el descanso: «Hemos intentado corregir posiciones, pero no». Por eso, concluyó, «si yo ahora me pongo a poner excusas me estoy equivocando. Hay que felicitar al rival y saber por qué ha pasado esto».

Lo único que salvó fue a la afición, que despidió a los suyos con aplausos: «No esperaba otra cosa. Tenemos una gente que está con nosotros a muerte y lo que me fastidia es que no estemos a su nivel y le demos lo que ellos se merecen». En definitiva, concluyó, hay que pensar en el próximo partido y «saber que ni hace tres días éramos tan buenos como todo el mundo decía, ni ahora tan malos como dice el resultado».

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos