Anquela recupera el bastión del Real Oviedo

Anquela recupera el bastión del Real Oviedo
El centrocampista Ramón Folch, ya recuperado de su lesión, realiza un ejercicio en un entrenamiento en El Requexón. / ELOY ALONSO

El centrocampista Folch ya está recuperado, aunque su entrada en el once parece que será progresiva

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

La pasada temporada fue el jugador que más minutos disputó y la extensión del técnico Juan Antonio Anquela en el terreno de juego. En la actual, sin embargo, una lesión en la pretemporada ha impedido a Ramón Folch estar disponible hasta ahora, aunque todo apunta a que será una de las novedades de la convocatoria para recibir al Zaragoza mañana.

El centrocampista catalán afronta su segunda temporada en el conjunto azul. En la pasada fue titular en todas las jornadas, salvo en una que se perdió por acumulación de amonestaciones. Además, únicamente no completó dos encuentros.

El propio Anquela reconocía hace tres semanas en una entrevista en EL COMERCIO que el catalán es el único pivote defensivo de la plantilla, una posición en la que se desempeñó en los pocos encuentros de pretemporada que pudo jugar. El nuevo sistema, en el que se juntan tres centrocampistas, concede especial importancia para dotar de equilibrio al mediocentro defensivo. Su ausencia la está cubriendo con acierto Tejera, aunque inicialmente no estaba destinado a esa posición.

Más Real Oviedo

Lo que parece claro es que Anquela, poco dado a los cambios cuando el equipo funciona, tendrá paciencia con el jugador y su incorporación al equipo será progresiva para permitirle adquirir ritmo de competición y evitar riesgos de recaída de las molestias de rodilla de la pretemporada.

El propio jugador reconocía ayer que la lesión es historia y que ahora tratará de ir poniéndose al nivel competitivo de los compañeros. «La semana pasada ya hice un par de días o tres con el grupo, me encontré bien y esta lo he hecho todo. Poco a poco voy recuperando las sensaciones», comentó el centrocampista llegado el pasado año del Reus. Lo que reconoce es que ahora le falta ritmo, que espera «ir cogiendo con minutos». Lo que está claro es que ya es uno más para el míster.

El objetivo de Folch es integrarse en el equipo e ir adaptándose a la nueva forma de jugar, que afecta sobre todo al centro del campo. El futbolista cree que los que están jugando lo están «haciendo bien» y considera sobre el cambio que «a diferencia del año pasado que jugábamos con dos mediocentros y nos encontrábamos bastante más solos, este año con tres es diferente». En ese sentido, apuntó que al ser más «tenemos más superioridad y acumulamos más gente en el mediocampo tanto en ataque como en defensa y nos está yendo bien».

Lo que ha visto del equipo hasta ahora le gusta, aunque asume que hay que «retocar algunos detalles defensivos, pequeños, por los que se nos han ido puntos». «Y, ofensivamente, tenemos mucha personalidad, con buen trato de balón y eso nos va a venir muy bien durante toda la temporada», advirtió. En los primeros encuentros, el medio catalán cree que se les escaparon puntos por detalles. Ahora lo que toca es «demostrar lo fuertes que somos en casa con nuestra afición, que siempre nos apoya, y hacerlo desde ya».

Folch también asume que la plantilla de esta temporada es más corta, pero considera que «hay mucha calidad, mucho nivel y mucha competencia». «Esperemos que no haya lesiones y que todos podamos competir durante los entrenos para que el míster decida», dijo. Además, es consciente de que los jugadores del filial podrán echar una mano cuando sea necesario, como la próxima semana, en la que hay compromiso de Copa del Rey. No obstante, solo piensa en el Zaragoza, que considera que «va a ser bastante complicado», concluyó el jugador oviedista.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos