Un empate sobre la bocina (1- 1)

Jugada del Cádiz - Real Oviedo./Álvaro Rivero
Jugada del Cádiz - Real Oviedo. / Álvaro Rivero

Un gol de Tejera en el tiempo añadido evitó la primera derrota del Real Oviedo ante el Cádiz, tras un partido igualado, en el que los azules dominaron por momentos, pero en otros estuvieron sometidos al rival

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

Un gol en la última jugada del partido permitió al Real Oviedo regresar del Ramón de Carranza con un punto (1-1) tras verse por detrás en el resultado después de que el Cádiz se adelantara con un gol de Álex Fernández desde el punto de penalti. El conjunto azul volvió a ofrecer una buena imagen, sobre todo, en la primera parte en la que los locales apenas pudieron disponer de ocasiones de gol, salvo algún disparo lejano.

Repetió el conjunto azul alineación por tercera vez y también repitió la forma de afrontar el encuentro, ya que desde el pitido inicial el equipo salió a tener el balón y mandar. Es cierto que a ello también ayudaba que el conjunto gaditano se encuentra cómodo dejándose someter y lanzando zarpazos por los costados.

Los primeros escarceos, como sucedió en Córdoba, nacieron porel flanco derecho del ataque, donde Bárcenas y Diegui Johannesson se están consolidando como pareja para hacer daño en las defensas rivales, sobre todo a base de velocidad.

1 Cádiz

Cifuentes; Rober Correa, Servando, Marcos Mauro, Matos; José Mari, Álex, Salvi Sánchez (Salva Agra, min.74), Aketxe, Manu Vallejo (Perea, min.82); y Mario Barco (Carrillo, min.58).

1 Real Oviedo

Alfonso; Diegui Johannesson, Carlos Hernández, Christian Fernández, Mossa; Tejera, Boateng (Ibra, min.78), Javi Muñoz; Bárcenas (Aarón Ñíguez, min.69), Toché (Joselu, min.56), Saúl Berjón.

goles
1-0: min.76: Álex Fernández, de penalti; 1-1, min.90+4: Álex Fernández, en propia puerta.
árbitro
Arcediano Monescillo, del Comité castellano-manchego. Mostró tarjetas amarillas a Correa, por parte de los locales, y los visitantes Mossa, Tejera.
incidencias
Partido disputado por encima de los 30º, lo que hizo que se produjeran las preceptivas pausas de enfriamiento. Unos dos centenares de oviedistas en las gradas.

El conjunto azul mandaba, pero el primero que tuvo trabajo fue Alfonso, obligado al cuarto de hora a meter una buena mano a un fuerte disparo de Álex desde la frontal. La réplica azul llegó en un cabezazo de Carlos Hernández en un lanzamiento de falta.

El correr del encuentro hizo que el Cádiz fuera logrando desactivar las conexiones azules en el centro del campo y desde ahí los ataques por los costados, con lo que el balón empezó a rondar más la portería de Alfonso, que la de Cifuentes.

En la reacta final de la primera mitad el Cádiz se hizo definitvamente con el control del partido y salvo un par de buenas arrancadas de Boateng, el conjunto azul tuvo que aplicarse más a aplacar los avances locales que a tratar de hacer peligro.

El medio ghanés fue en la primera mitad el que más trató de poner criterio en la salida de balón, además de su trabajo para tratar cortar los conatos de creación de los de Álvaro Cervera.

Lo que volvió a quedar patente es que el estilo de este Real Oviedo es diferente y que los centrocampistas están cómodos con él, aunque se encuentren con un rival como el Cádiz, que si por algo se caracteriza es por no necesitar el balón parahacer daño. Uno de los problemas de la primera mitad fue que el equipo no encontró demasiado a Saúl Berjón, una de las piedras angulares de la creación de juego.

El empate al descanso reflejaba lo que se había visto en el campo, aunque Alfonso tuvo más trabajo que Cifuentes.

En la reanuació el encuentro comenzó atascado en el centro y los dos equipos tomaban bastantes precauciones, sin acabar de ir definitvamente a por el encuentro.

Anquela fue el primero en mover ficha y optó por retirar del campo a Toché para dar entrada a Joselu, el técnico buscaba la velocidad del onubense a la espalda de la zaga local. En su primera acción recibió de Boateng, pero estaba en fuera de juego, era el primer aviso de lo que pretendía Anquela.

Sin embargo, el campo parecía inclinado hacia Alfonso y los azules no acababan de estar a gusto en el campo y el balón no les duraba tanto como al técnico pretende con el nuevo estilo. El segundo cambio de los ovetenses fue para dar entrada a Aarón Ñíguez, que sustituyó a un Bárcenas, que tuvo una actuación discresta ayer en el Carranza no tuvo una buena actuación.

El encuentro estaba encaminado a ser para el equipo que aprovechara un error del contrario y el que lo cometió fue el conjunto ovetense, ya que Carlos Hernández cometió un penalti en el vértice del área sobre Vallejo, que se iba en velocidad. La pena máxima se encargó de transformarla Álex Fernández, que engañó a Alfonso y ajustó al palo.

Al conjunto ovetense le tocaba, por primera vez en la temporada, tener que remontar un marcador. Para ello Anquela metió en el campo a Ibra, en sustitución de Boateng, que llevaba unos minutos con molestias

Los azules se trataron de volcar, pero lo hicieron de forma desordenada y sin excesivas ideas. Sin embargo, una falta lateral mal defendida por parte gaditana permitió a Tejera enganchar un disparo desde el borde del área, el balón que iba por el centro de la portería se desvió a tocar en Álex Fernández y despistó a Cifuentes estableciendo el empate definitivo.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos