Real Oviedo

Real Oviedo | El centro del campo creativo gana peso

Real Oviedo | El centro del campo creativo gana peso

El técnico azul apostará esta temporada por una parcela central más creativa | Las nuevas incorporaciones, Tejera, Boateng y Javi Muñoz tienen un perfil diferente que los mediocentros de la pasada campaña

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

El Real Oviedo de la próxima temporada será distinto al de la pasada, eso es lo que se desprende de las primeras pruebas de Juan Antonio Anquela. En eso influye que el perfil de los jugadores que se han incorporado son diferentes a los que había, en especial en el centro del campo.

Una de las principales novedades que presenta el nuevo Real Oviedo es un centro del campo con más jugadores creativos. Además, el técnico está apostando por un sistema 4-3-3 que puebla más esa parcela del campo.

Lo que no se cuestiona con Anquela es el estilo, ya que el técnico parte de un equipo agresivo y que compita, mientras que el dibujo será más variable, como ya sucedió el pasado curso, cuando modificó en distintas ocasiones la disposición inicial de los futbolistas.

El propio entrenador reconoció el pasado sábado, tras el encuentro ante el San Sebastián de los Reyes, que está en un periodo de prueba y que ensayará con distintos sistemas. Sin embargo, también reconoció que hasta ahora lo que más le está convenciendo es el centro del campo con tres medios. «El otro día intentamos jugar 4-4-2 en rombo, pero salió regular nada más», reconoció a la vez que apuntó que seguirá insistiendo con los tres medios.

Más Real Oviedo

En la primera plantilla hay cuatro centrocampistas para ese dibujo. Está Folch, el único superviviente de la parcela central de la pasada campaña, además de tres de los fichajes: Tejera, Boateng y Javi Muñoz. La idea del club es tener una plantilla corta y completarla con jugadores del filial, que para esa posición parece que serán Edu Cortina y Borja Sánchez, que son dos de los habituales para el técnico en los entrenamientos y partidos disputados hasta ahora.

En principio, los dos jugadores que están actuando como ancla son Folch y Edu Cortina, mientras que para los costados cuenta con el resto Javi Muñoz, Tejera, Boateng y Borja Sánchez. No obstante, cualquiera de los que ahora caen a las bandas también podría pasar al centro, si fuera necesario.

Lo que todavía no ha probado el técnico es algo que hizo la pasada campaña: adelantar a Forlín al centro del campo, para aprovechar su capacidad defensiva. De momento el argentino siempre está en el centro de la defensa, pero no es descartable que se pueda convertir en un recurso en función de las necesidades del equipo.

El cambio de dibujo no es algo improvisado, ya que responde a los jugadores que han llegado al equipo por petición del entrenador, que quiere cambiar la forma de jugar del equipo. En algunas ocasiones la pasada temporada el entrenador achacó al equipo cierta falta de fútbol, algo que no quiere que se vuelva a repetir. «Hemos traído a los futbolistas acordes a lo que queremos, luego ya saldrá o no, pero creo que hemos traído a la gente adecuada para lo que queremos», explicó el jienense el pasado sábado tras el ensayo ante el Sanse. Lo que también dejó claro es que no será esclavo de un sistema.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos