La Copa no alivia los males del Oviedo (Mallorca 1 - 0 Real Oviedo)

La Copa no alivia los males del Oviedo (Mallorca 1 - 0 Real Oviedo)
SANDRA ALMAZARA

Los azules volvieron a cometer un error defensivo de bulto que les costó un gol y una nueva derrota | Además de la eliminación el equipo se trae la mala noticia de la lesión del centrocampista Tejera, tras un partido con muchos estrenos

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

La Copa del Rey se presentaba como una oportunidad para que el Real Oviedo se redimiera, pero al final sirvió para confirmar que es un equipo que comete demasiados errores en defensa y eso le cuesta partidos. La imagen del equipo no fue peor que la del rival, pero los errores le siguen penalizando de forma severa. El técnico aprovechó para dar minutos a los menos habituales y entre los que se reivindicaron estuvieron los jugadores del filial Javi Hernández, que fue titular, y Edu Cortina que salió a los 25 minutos por la lesión de Tejera, que se convierte en duda para el domingo.

El equipo ya solo tiene que centrarse en la liga y en el partido del domingo ante el Lugo, en el que necsita reaccionar tras dos derrotas consecutivas.

El conjunto azul salió con la alineación esperada y una disposición de los jugadores algo diferente a lo que venía haciendo en la liga. En defensa los de Anquela se ordenaban con un 1-4-1-4-1, en el que Folch se colocaba por delante de la defensa, mientras que Ibrahima y Aarón Ñíguez replegaban por los costados para formar la línea de cuatro junto a Tejera y Boateng. En ataque, Ibrahima buscaba la posición de segundo delantero para acompañar a Toché. Los estrenos en el once fueron Champagne, Carlos Martínez, que hasta ahora estaban inéditos también en liga, así como el defensa del filial Javi Hernández, mientras que Forlín, Folch, Ibrahima y Aarón Ñíguez formaron como titulares por primera vez.

1 Mallorca

Parera; Fran Gámez (Xisco Campos, min. 63), Valjent, Russo, Estupiñán; Valcarce, Baba, Faurlín, Giner (Ariday, min. 77); Stoichkov (Dani Rodríguez, min. 70) y De Groot.

0 Real Oviedo

Champagne; Carlos Martínez, Forlín, Christian Fernández, Javi Hernández; Folch, Boateng (Bárcenas, min. 69), Tejera (Edu Cortina, min. 27); Ibrahima (Joselu, min. 76), Toché y Aarón Ñíguez.

Goles:
1-0, min. 57, Giner.
Árbitro:
Vicandi Garrido, del Comité Vasco. Mostró tarjetas amarillas a Fran Gámez y Valcarce, por parte de los locales y a los visitantes Forlín y Aarón Ñíguez.
Incidencias:
partido de la segunda eliminatoria de la Copa del Rey, disputado un terreno de juego en buenas condiciones y tarde calurosa.

El resultado en los primeros minutos fue bueno para los azules que comenzaron mejor que el rival y teniendo el control del juego. El partido se jugaba en el campo bermellón y el balón era para los de Anquela. Eso no se traducía en ocasiones de gol, ya que el Mallorca se defendía con orden y esperaban su oportunidad para salir con velocidad en busca de la portería de Champagne.

Un par de robos de balón fueron el origen de los primeros lanzamientos a portería. Primero probó fortuna Boateng, en un lanzamiento que salió desviado y luego el jugador del filial Javi Hernández disparó fuerte, pero centrado, por lo que Parera detuvo sin demasiados problemas.

El Mallorca se fue rehaciendo y cuando el partido caminaba hacia la media hora comenzó a asomarse al área asturiana. Fue cuando llegó la mala noticia de la lesión de Tejera.El medio, que volvía a casa, acabó echándose la mano al muslo en una acción fortuita, por lo que tuvo que abandonar el terreno de juego. En su lugar debutó Edu Cortina, que después de varias presencias en la convocatoria y rondarlo la pasada campaña jugó sus primeros minutos con la camiseta del primer equipo, después de toda una vida de azul.

Más Real Oviedo

La fase final de la primera mitad fue un cúmulo de errores de los dos equipos, sin pasar del centro del campo. En esa fase de aburrimiento el Mallorca estuvo más cerca de la portería de los carbayones que al contrario.

El paso por el vestuario no cambió mucho el decorado, aunque al igual que en el comienzo del partido los de Anquela tenían más el balón que los locales, pero de forma intrascendente.

Lo de los errores defensivos del conjunto azul ya son una costumbre que no falta a su cita. Un balón cruzado al área, Carlos Martínez no acierta a despejar y el balón llega al segundo palo, donde hay dos jugadores del Mallorca solos y es Giner el que cruza lejos del alcance de Champagne.

Los azules estaban obligados a marcar para no quedar apeados de la competición, pero eso no se notó mucho sobre el terreno de juego, ya que el equipo no parecía con recursos para poder someter al rival. La solución de Anquela fue un cambio de dibujo. Retiró del campo a Boateng y dio entrada a Bárcenas, que pasó a la banda derecha, con lo que Ibrahima acompañó a Toché en la punta de ataque.

El equipo tuvo más presencia en el área contraria, pero a base de balones largos y sin acierto en el último pase, no se generaban ocasiones de gol, ni se daba la sensación de poder empatar, ya que el equipo pareció acusar demasiado el gol encajado.

El Mallorca tenía controlado el partido y le faltó ambición para tratar de sentenciar a la contra. Los minutos finales fueron de impotencia para los carbayones, que apenas inquietaron al conjunto local.

En los minutos finales hubo un arreón, pero las prisas hicieron que el equipo apenas dispusiera de ocasiones para marcar. De hecho, ni Joselu, ni Toché, los dos delanteros que estaban en el campo no realizaron ningún remate.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos