Real Oviedo

Real Oviedo | Una victoria convincente

Javi Hernández. /ANDRADE
Javi Hernández. / ANDRADE

Los goles de penalti de Toché y el debutante Ibrahima Baldé, sirvieron al Real Oviedo para imponerse al Huesca en un buen partido

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

Dos goles de penalti transformados por Toché y el debutante Ibrahima Baldé, dieron el triunfo al Real Oviedo ante el Huesca, en el penúltimo encuentro de la pretemporada azul. Los ovetenses volvieron a mostrarse como un equipo con más querencia a tener el balón que el año pasado y mantienen la solidez defensiva.

El técnico volvió a repartir menos minutos y parece que el equipo para iniciar la temporada va cogiendo forma.

Los de Anquela estuvieron mejor en la primera mitad que en la segunda, ya que comenzaron el encuentro mandando sobre el rival y llevando el peso del encuentro, pero les faltó profundidad y crear ocasiones. En la segunda con un partido más roto, el equipo condeció más ocasiones, pero aprovechó dos penaltis para llevarse el encuentro.

El debut de Ibrahima Baldé dejó el gol, al transformar un penalti, y algunos detalles, como una buena dejada con el pecho a Borja Sánchez, que estuvo cerca de marcar.

El partido mostró que Edu Cortina está preparado para ayudar en el centro del campo, que el equipo tiene más posesión de balón que el pasado año, pero también que falta algo de frescura en ataque.

El técnico azul desplazó a toda la primera plantilla, salvo Folch y Aarón, debido a las molestias que ambos arrastran desde el partido del pasado sábado en El Berrón.

Más Real Oviedo

El once con el que los azules saltaron al terreno de juego estuvo formado por Alfonso en la portería, Carlos Matínez y Javi Hernández, en los laterales, mientras que la pareja de centrales la formaron Forlín y Christian Fernández. En el centro del campo el jugador del filial Edu Cortina, junto con Tejera y Javi Muñoz. Edu Cortina fue el que ocupó la posición más retrasada, mientras que Tejera estaba más adelantado, por la derecha y Javi Muñoz por la izquierda.

En la vanguardia estuvieron Bárcenas, por la derecha, Saúl Berjón, por la izquierda, mientra que el delantero fue Toché.

Este once seguro que no distará mucho del que se estrene en la liga ante el Extremadura, con la posible inclusión de Folch en el centro del campo y la de Mossa en el lateral izquierdo.

Los de Anquela llevaron el peso del encuentro desde el inicio y tenían el balón, aunque no avanzaban mucho, pero tampoco sufrían en defensa. Las asociaciones entre Tejera y Saúl Berjón daban buenos frutos y el equipo estaba mandando en el partido.

Una falta cometida en la frontal sobre Bárcenas, que se internaba en el área, la sacó Toché, pero el balón salió rozando el poste, tras tocar en la barrera. La otra aproximación con cierto peligro fue una internada de Carlos Martínez, por la derecha, cuyo centro final no encontró rematador.

Otra virtud que el equipo mostró en la primera mitad fue la agresividad en el centro del campo. El equipo presionaba bien nada más perder el balón y robaba bastante lejos del área. Eso mantenía al Huesca alejado de la portería de Alfonso, que en la primera mitad fue prácticamente un espectador más.

La única vez en la que el portero azul pasó cierta inquietud fue pasada la media hora, en una acción personal del Cucho en la frontal, pero al final se enredó y no llegó a rematar.

El inicio del juego azul volvió a ser más elaborado de lo que solía la pasada temporada. Edu Cortina se metía entre los centrales, que movían el balón a los costados, por los que acababan apareciendo Tejera o Javi Muñoz para tratar de avanzar. Sin embargo, el equipo tenía problemas para llegar así, hasta que el balón llegaba a Saúl Berjón.

La primera mitad finalizó con tablas como producto de lo poco que los dos equipos se aproximaron a las áreas contrarias. La pretemporada parece que pasó factura en los dos equipos, a los que les faltó chispa en los últimos metros.

En la reanudación el único cambio que realizó Anquela fue la entrada de Boateng por Edu Cortina. Eso supuso que Tejera retrasara su posición y Javi Muñoz y Boateng estuvieran por delante de él.

El técnico del Huesca, Leo Franco, refrescó más su equipo, con cinco cambios, lo que se notó en el campo, ya que su equipo comenzó a robar en el centro del campo y dar velocidad a las acciones, lo que se tradujo en más peligro ante la portería de Alfonso.

Sin embargo, el conjunto ovetense se sacudió el dominio oscense en una buena contra llevada por Bárcenas. El equipo aprovechó la jugada para que el balón llegara al costado del área, donde Saúl Berjón centró y Sastre desvió con la mano. El penalti lo transformó Toché engañando al portero.

Los azules lograron adelantarse en el marcador cuando peor lo estaban pasando. De hecho el Huesca seguía apretando y Alfonso tuvo que emplearse a fondo en un remate tras un saque de esquina y luego Forlín despejó al borde del área pequeña un remate de Ferreiro.

El empate de los de Leo Franco llegó en un nuevo penalti, en esta ocasión cometido por Tejera, que transformó Camacho. Etxeita pudo adelantar a los suyos, pero Alfonso respondió con una gran intervención.

Un agarrón de Pulido sobre Carlos Hernández, supuso el segundo penalti, que no dudó en lanzar el debutante Ibrahima Baldé, engañando al portero. El senegalés protagonizó otra clara ocasión al dejar con el pecho un balón a Borja Sánchez en la frontal, pero el disparo del ovetense salió desviado.

Los minutos finales fueron de dominio carbayón que guardaron el resultado hasta el final.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos