El equipo vuelve al trabajo con la mente en el partido de Copa de mañana en Mallorca

El central Carlos Hernández fue la única ausencia de la sesión y se está pendiente de conocer el alcance de la lesión que padece

R. J. GARCÍA OVIEDO.

La competición no deja mucho tiempo para lamerse las heridas de la derrota ante el Zaragoza. El equipo volvió ayer a los entrenamientos para preparar el encuentro de mañana ante el Mallorca.

Las caras largas habituales tras una derrota marcaron la vuelta al trabajo en El Requexón, por el que se pasó el presidente, Jorge Menéndez Vallina, que estuvo en el vestuario.

La única ausencia fue el defensa Carlos Hernández, que no saltó al terreno de juego con sus compañeros. El jienense mostró molestias en los minutos finales del encuentro del sábado y está pendiente de conocerse el alcance de la lesión que sufre. En cualquier caso, lo habitual en estos casos es que no esté hoy en la convocatoria para viajar a Mallorca y cuenta con pocas posibilidades de entrar para Lugo.

El otro central, Christian Fernández, tras el trabajo en el gimnasio con el grupo, saltó al césped, pero se ejercitó al margen de los compañeros, aunque no parece que las molestias revistan gravedad.

El equipo realizó la habitual sesión de recuperación de los días posteriores a partidos, con trabajo regenerativo para los que disputaron más minutos y más intenso para el resto.

El entrenamiento de esta mañana será en el Carlos Tartiere, ya que a continuación el equipo tiene previsto viajar a Mallorca.

Lo más probable es que en la lista de esta mañana haya presencia destacada de jugadores del filial. Además, el técnico dará minutos a los menos habituales. Uno de los que se espera que debute es el portero Nereo Champagne. Carlos Martínez parece que será otro de los que se estrene. Aarón Ñíguez o Ibrahima también tendrán más minutos ante el conjunto balear mañana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos