El Huesca, penúltima prueba de pretemporada

Anquela decidirá tras el entrenamiento matinal en el Carlos Tartiere si cuenta con el último fichaje, Ibrahima Baldé, y le concede minutos

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El conjunto ovetense tendrá esta tarde en Olambe (Vitoria), la penúltima prueba de la pretemporada, enfrentándose al Huesca, rival de Primera División. La atención podría estar centrada en el debut del senegalés Ibrahima Baldé con el equipo, después de que el pasado sábado se incorporara a los entrenamientos del equipo. La decisión la tomará Anquela tras el entrenamiento matinal que el equipo azul realizará en el Carlos Tartiere.

La prueba de esta tarde será una nueva oportunidad para que el técnico siga perfilando el equipo ante el comienzo de la competición y se espera que, como ya sucedió el sábado frente al Alavés y Valladolid, los jugadores acumulen bastantes minutos, con una menor presencia de jugadores del filial.

En principio, el técnico contará con todos los componentes de la primera plantilla, ya que Forlín, que no jugó el sábado trabajó ayer con normalidad.

En el caso de que Anquela se decida por contar con Ibrahima Baldé, podría ensayar con algún sistema inédito hasta el momento, incluyendo dos delanteros en el ataque, ya que hasta ahora solo contaba con Toché y Steven que se repartieron los minutos en la delantera, salvo la ausencia de Toché, por precaución ante el Lugo. La plantilla volvió ayer a los entrenamientos, tras dos jornadas de descanso y por la mañana lo hizo con una sesión de carga física, primero en el gimnasio y posteriormente en el campo. En la vespertina, el balón fue el protagonista, con trabajo táctico y partidillos en espacios reducidos. El equipo entrenará esta mañana en el Carlos Tartiere y almorzará en el hotel Ayre, para emprender viaje a Vitoria a continuación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos