El inconformismo del equipo azul

Christian, con sus compañeros, ayer, en El Requexón. /  ELOY ALONSO
Christian, con sus compañeros, ayer, en El Requexón. / ELOY ALONSO

El defensa Christian Fernández considera que el inicio del campeonato está siendo bueno y que el objetivo es seguir mejorando

R. J. G. OVIEDO.

El inicio de temporada del conjunto azul está dejando buenas sensaciones, pero en el seno de la plantilla existe ambición y se quiere más. El defensa Christian Fernández fue el encargado de trasladar esas ganas de seguir mejorando: «No nos conformamos con lo visto hasta ahora. Este equipo quiere más», hizo hincapié y como ejemplo de ello puso lo sucedido en el Ramón de Carranza, donde «la fe posibilitó la remontada».

En cualquier caso, el defensa cántabro cree que los síntomas que traslada el equipo son buenos. «A día de hoy, tenemos que ser optimistas por lo realizado en el campo, aunque quedan cosas por mejorar», explicó y también recordó que están al inicio de temporada y es pronto para aún sacar valoraciones.

Además, el futbolista, uno de los titulares en las tres jornadas disputadas hasta ahora, también le dio importancia a lo mostrado en los dos últimos encuentros. «Hemos despachado con cierta solvencia los dos partidos consecutivos fuera de casa con cuatro puntos», dijo y apuntó que los partidos a domicilio eran «el talón de Aquiles, por eso esperamos que la buena imagen se prolongue en el tiempo y que estos primeros brotes verdes puedan mantenerse en las próximas jornadas»

No obstante, por su experiencia, es consciente que «por ahora, todo llama al optimismo, pero esto es fútbol y todo cambia de la noche al día con un resultado». Por eso, comentó que él lo primero que hace cuando acaban las jornadas es «comprobar la distancia que le sacamos al descenso» y, aunque ve positivo «ser ambicioso», cree que «no hay que perder el prisma ni olvidar la dificultad que entraña esta categoría» y destaca que lo primero que hay que hacer es «sumar esos primeros 50 puntos».

El defensa aseguró que en Cádiz hubo una mejoría en el aspecto defensivo y que «la lectura fue positiva». Además, reconoció que la nueva forma de jugar la tienen asumida. «La idea está clara y es ser un equipo», insistió. Después destacó que hay que ser capaces de manejar distintas formas de moverse en el campo, para lo que considera que «tener una plantilla corta y amplia en cuanto a opciones facilita el trabajo del entrenador».

Cómodo en su posición

En lo personal sigue contando con la confianza del técnico y cree que, aunque no llegó al 100% al inicio de temporada por unas molestias, está cómodo y asumiendo la nueva de defensa de cuatro.

Por último, se refirió al Zaragoza, rival del sábado. «Solo decir el nombre del Zaragoza ya suena a equipo histórico y, aunque perdieron a Borja Iglesias, se han reforzado bien con el talento de Álvaro Vázquez y con la continuidad de futbolistas del año pasado».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos