Menos es más en el nuevo Real Oviedo

Alanís, en el centro de la imagen, última incorporación del Oviedo en este mercado de fichajes./ELOY ALONSO
Alanís, en el centro de la imagen, última incorporación del Oviedo en este mercado de fichajes. / ELOY ALONSO

El conjunto azul afronta la temporada con 19 jugadores, pero con más alternativas en el campo

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

Las últimas horas del mercado, que se cierra esta noche, son especialmente tranquilas para el Real Oviedo, que ya que el club dio por cerrada la plantilla el pasado martes, tras la incorporación del defensa mexicano Oswaldo Alanís.

El conjunto azul hizo los deberes con tiempo y ha confeccionado una plantilla muy cercana a lo que pretendía tanto el entrenador como los responsables de la parcela deportiva. El objetivo que se habían marcado era el de tener un plantel corto y formado principalmente por jugadores que conocen la categoría y «entienden» a Anquela y lo que el técnico les pide. También se pretendía polivalencia en los futbolistas para poder afrontar la temporada, que va a requerir del concurso de todos a lo largo de las 42 jornadas.

Además, el equipo de esta temporada apuesta por un juego más combinativo y de toque, para lo que se sumaron centrocampistas de ese perfil que, hasta ahora, están dando otro aire al equipo.

Más Real Oviedo

Las nueve incorporaciones realizadas y los diez jugadores que permanecen del pasado curso, dejan en 19 los jugadores profesionales de la primera plantilla que, además, cuenta con varios componentes del filial para los entrenamientos y completar las convocatorias.

Para lograr ese objetivo el club ha prescindido de catorce jugadores de la pasada campaña. Los que acababan contrato eran: Juan Carlos, Varela, Mariga y Linares. El único jugador de los que finalizaba al que se le ofreció la renovación fue el defensa Christian Fernández. Además, volvieron a sus clubes de origen todos los cedidos: Fabbrini, Yeboah y Olmes. En el mercado de invierno ya lo había hecho Owusu.

El reto más complicado que afrontó el club fue la rescisión de los contratos de los jugadores que no entraban en los planes de Anquela: Verdés, Valentini, Cotugno, Hidi y Pucko. En el caso del centrocampista David Rocha la salida fue de mutuo acuerdo entre las partes.

El objetivo de Anquela, al plantear reducir de 23 a 19 el número de jugadores a sus órdenes, es que todos vayan a tener protagonismo a lo largo de la temporada y evitar la presencia de efectivos que sepan que no van a tener minutos.

Los jugadores que siguen de la pasada campaña son: Alfonso, Diegui Johannesson, Carlos Hernández, Christian Fernández, Forlín, Mossa, Folch, Aarón Ñíguez, Saúl Berjon y Toché. Las nueve incorporaciones que ha realizado el equipo son: Champagne, Carlos Martínez, Oswaldo Alanís, Javi Muñoz, Tejera, Boateng, Yoel Bárcenas, Ibrahima Baldé y Joselu.

La plantilla del conjunto azul esta temporada, pese a ser más corta, ofrece variedad de soluciones para el técnico, que cuenta con jugadores de distintas características para todas las posiciones del campo.

En la portería, el club, además de apostar por la juventud de Alfonso, que, de momento ha sido el elegido por Anquela en las dos primeras jornadas, se suma la experiencia del argentino Champagne, un portero de envergadura y veteranía.

En defensa las opciones son muchas. En el lateral derecho Diegui Johannesson y Carlos Martínez se disputarán un puesto, en el que, por ahora, toma ventaja ya que Carlos Martínez está lesionado. En el flanco izquierdo Mossa tiene las alternativas de Christian Fernández y el jugador del filial Javi Hernández.

El centro de la zaga cuenta con cuatro nombres: Carlos Hernández, Christian Fernández, Forlín y Oswaldo Alanís. En principio, los dos primeros son los elegidos.

Para el centro del campo, además de la continuidad de Folch, se sumaron Tejera, Javi Muñoz y Boateng. También Anquela podría utilizar en esa posición al argentino Forlín.

Las bandas cuentan con tres jugadores específicos: Aarón Ñíguez, Saúl Berjón y Yoel Bárcenas. Pero además, jugadores como Diegui Johannesson, Mossa o Joselu, pueden eventualmente jugar en los costados del equipo.

Una de las zonas donde el equipo ha ganado más recusos es la delantera, ya que Anquela cuenta con tres jugadores de un perfil muy diferente: Toché, Ibrahima Baldé y Joselu. Toché por haber hecho la pretemporada completa parte con ventaja sobre el resto.

Además, el técnico está contantdo con jugadores del filial para completar las convocatorias: Javi Hernández, Edu Cortina y Sandoval ya han estado en el banquillo en las dos primeras jornadas. A ellos se espera que se sume en breve Viti, que está en la fase final de su recuperación.

En definitiva, el equipo, con menos jugadores en nómina, afronta la temporada con un elevado número de soluciones que las precedentes y ahora solo resta que acompañen los resultados.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos