Pendiente de los tocados hasta el último momento

Los jugadores del filial Viti y Javi Hernández serán los dos que se entrenarán toda la temporada con el primer equipo

R. J. G. OVIEDO

El técnico azul, Juan Antonio Anquela, esperará hasta el entrenamiento de esta mañana, o incluso hasta horas antes del inicio del encuentro ante el Extremadura, por los tres jugadores de la plantilla con problemas físicos: Folch, Aarón Ñíguez y Carlos Martínez. La buena noticia la dio Diegui Johannesson, quien parece completamente recuperado y a disposición del entrenador.

Además, Anquela, que tendrá que recurrir al filial para completar la convocatoria, anunció ayer que Viti, ahora lesionado, y Javi Hernández serán los dos jugadores del Vetusta que se entrenarán asiduamente a sus órdenes, aunque podrían disputar encuentros a las órdenes de Javi Rozada, técnico del filial azul.

El entrenamiento del equipo fue ayer a puerta cerrada, por lo que no hay detalles sobre el estado de los jugadores con problemas físicos. El técnico, no obstante, adelantó que «no queremos hacer más de lo que se puede y, si están en condiciones, darán el paso adelante y si no, esperarán», aunque lo que no hizo fue descartar a ninguno de ellos y esperará a mañana mismo en alguno de los casos. Quien parece con menos opciones de jugar es el centrocampista Ramón Folch, ya que lleva sin entrenarse toda la semana, debido a unas molestias en la rodilla. En el caso de Aarón Ñíguez, el jugador solo participó en parte de los entrenamientos de esta semana, mientras que Carlos Martínez se retiró en el entrenamiento del jueves.

La plantilla la componen en la actualidad 18 jugadores y eso obligará al técnico a echar mano del filial ante cualquier baja, para lo que tiene habitualmente a cinco o seis jugadores entrenándose con el primer equipo. En este sentido, el técnico explicó que tiene la intención de que Viti y Javi Hernández se entrenen «todos los días con nosotros y si no juegan, sobre todo Javi, pues que jueguen en el filial». Anquela insistió en que en el filial «tengo más que pueden subir en cualquier momento y han demostrado que tienen nivel para hacerlo».

Por eso, al entrenador no le obsesiona que lleguen más fichajes antes del cierre del mercado. «Si viene algo que mejore lo que hay, pues sí», comentó, pero apeló a la polivalencia de muchos de los componentes de la plantilla, que unidos a los jugadores del filial le permiten tener soluciones suficientes.

Lo que no quiso el entrenador es dar pistas sobre sus intenciones para el once de mañana y respecto al posible sustituto de Folch, reconoce que Forlín o Edu Cortina son dos de las alternativas que se puede plantear para el centro del campo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos