El club carbayón espera que el desenlace del fichaje de Joselu se produzca en breve

R. J. G. OVIEDO

La semana que hoy comienza se espera que sea decisiva para conocer si finalmente el delantero Joselu se convierte en nuevo jugador azul. La operación está bien encaminada, pero falta el último empujón, que será que el jugador se desvincule definitivamente del conjunto nazarí.

Lo que cada vez está más claro es que el técnico del Granada, Diego Martínez, ya se está haciendo a la idea de que no contará con el jugador para la próxima campaña. Una prueba de ello es que el delantero no disputó ni un minuto en el partido que el conjunto granadino jugó ayer ante el Elche. Esta situación ya se produjo en el anterior amistoso del equipo andaluz frente al Getafe, cuando Joselu fue uno de los pocos jugadores que no saltaron al terreno de juego.

El conjunto granadino necesita cuanto antes liberar masa salarial para acomenter nuevas incorporaciones y en el horizonte la única alternativa clara con la que cuenta es la de la salida de Joselu.

Esta operación tiene paralizadas otras en el conjunto oviedista, ya que si se logra será el momento de evaluar la situación de la plantilla. Ibrahima Baldé o el propio Joselu podrían adaptarse a una posición de banda y eso haría que el cuerpo técnico y los responsables de la parcela deportiva puedan plantearse incorporaciones para otras zonas del campo.

Inicialmente, el club esperaba la incorporación de otro extremo, pero las buenas sensaciones de Bárcenas, la incorporación de Viti al trabajo con el grupo y la mencionada posibilidad de que Ibrahima Baldé o Joselu pudieran jugar en un costado cambiaría el escenario. En ese caso se podría buscar un defensa polivalente o esperar a las posibilidades que ofrezcan los últimos días de mercado, para cerrar una plantilla que esta vez sí parece que va ser corta para aprovechar la opción de contar con jugadores del filial a lo largo del campeonato liguero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos