Real Oviedo

Real Oviedo | Menos balón pero más precisión

Mossa se hace con el balón en el último partido liguero en Lugo./PEDRO ELISEO
Mossa se hace con el balón en el último partido liguero en Lugo. / PEDRO ELISEO

El Real Oviedo, diseñado para tener más posesión, logró ganar los partidos en los que menos la tuvo | El cuadro de Anquela ha ganado dos encuentros a domicilio, mientras que en las tres temporadas anteriores sumaron solo cuatro en todo el año

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

La temporada está en sus albores y eso hace arriesgado sacar muchas conclusiones. Sin embargo, en el caso del Real Oviedo, ya se pueden empezar a atisbar algunas diferencias con relación a las campañas anteriores. Una de ellas es el hecho de que el equipo, que parecía a priori diseñado para tener más el balón y llevar el peso de los partidos, no necesita superar en posesión al rival para sacar adelante los partidos.

Otro aspecto que se puede resaltar es que el conjunto azul está logrando mejores resultados a domicilio que en el Carlos Tartiere, ya que suma dos victorias y un empate en sus desplazamientos. El conjunto oviedista llegaba al encuentro del pasado domingo en Lugo después de encadenar dos malos resultados. Los azules sufrieron un duro golpe en casa ante el Zaragoza, con el contundente 0-4 que le infringieron los maños, y la derrota en Copa del Rey ante el Mallorca. Sin embargo, el equipo se rehizo y logró una victoria que les vuelve a enseñar el camino y refuerza el estilo del equipo.

Hasta ahora los azules han ganado dos partidos y fueron en los que menos posesión de balón tuvieron. Ante el Córdoba el 36,1% y frente al Lugo el pasado domingo, el 42,4%. En el encuentro frente al Cádiz, el control del balón estuvo más repartido, con el 51% para los azules, y terminó en empate.

Caso aparte es lo sucedido en la primera jornada frente al Extremadura, en la que los oviedistas tuvieron su mejor dato de posesión, con un 60,8%, pero eso no les sirvió para ganar. En ese encuentro los de Anquela merecieron más, tuvieron muchas ocasiones de gol y además encajaron en la única ocasión del rival, que llegó en una acción a balón parado.

También en la única derrota del equipo el balón estuvo más tiempo en su poder. Hasta un 58% de posesión acumuló, pero fue de forma estéril ante un rival que aprovechó mejor las contras y su verticalidad.

Más Real Oviedo

Uno de los problemas que tuvo el equipo hasta Lugo fue las facilidades que dio en defensa, ya que había recibido ocho goles. El trabajo de contención es coral y el Real Oviedo es un equipo formado por jugadores con vocación ofensiva. Una prueba de ello es que Anquela explica que juega con tres delanteros, los dos jugadores de banda, que vienen siendo extremos, Saúl Berjón y Bárcenas, además de un delantero como Toché en las primeras jornadas y Joselu en las dos últimas.

En el centro del campo, el equipo agradeció en el Anxo Carro la presencia de un jugador de contención como Folch. Javi Muñoz y Boateng, además de Tejera, que había ocupado esa posición de pivote defensivo, tienen tendencia a irse al ataque.

Incluso en la defensa, el técnico opta por jugadores con querencia a sumarse al ataque, como son los laterales Diegui Johannesson y Mossa, a los que les gusta subir la banda con frecuencia.

Aunque las causas no se pueden achacar a un solo motivo, el conjunto carbayón ha logrado dejar la portería a cero solo en una ocasión, que fue el único encuentro de Liga en el que Folch fue titular.

Por otra parte, el equipo lleva tres jornadas a domicilio y ya ha sumado dos victorias y un empate. Eso contrasta con las tres temporadas anteriores, en las que en todo el campeonato logró siempre las mismas, solamente cuatro. En la primera de su regreso a Segunda, la 15-16, cosechó además siete empates, los mismos que en la anterior, mientras que en la 16-17 hizo tablas en cinco ocasiones, con Fernando Hierro en el banquillo.

Anquela dejó claro en la sala de prensa del Anxo Carro lo que quiere ahora. Su objetivo es que el equipo no dé «bandazos» y se vaya afianzando en la idea que trata de implantar, basada en competir y luego aprovechar la calidad del centro del campo para realizar transiciones rápidas hacia la portería contraria.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos