El Real Oviedo se transforma desde el centro

El Real Oviedo se transforma desde el centro
Javi Muñoz, una de las novedades del estreno azul, controla un balón, con Mossa en primer plano y Tejera al fondo. / HUGO ÁLVAREZ

La nueva parcela central del equipo azul dejó claro en la primera jornada que la apuesta futbolística es diferente a la del pasado año

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

El Real Oviedo se estrenó el pasado domingo en la Liga. Lo hizo con un empate ante el Extremadura que, según reconoció el propio entrenador, Juan Antonio Anquela, dejó una sensación similar a la de una derrota. El motivo de esa decepción no es otro que el resultado final de un duelo en el que los azules fueron superiores y disfrutaron de numerosas ocasiones. Y, además, desplegando un buen juego, bien diferente al de la pasada temporada.

El conjunto carbayón ya había apuntado durante la pretemporada que el patrón de juego iba a ser diferente al de la pasada temporada. Bastó el primer partido oficial para que se corroborara esa percepción. La clave de ese cambio en el juego del conjunto azul se fundamenta en el centro del campo, en el que debutaron tres de los ocho fichajes realizados hasta ahora: Tejera, Javi Muñoz y Boateng.

La apuesta de Anquela para esta temporada es la de un conjunto que goce de más posesión y que la salida de balón sea más a través de la combinación de los centrocampistas. Para ello ha dispuesto una línea de tres jugadores, formando una especie de triángulo. En el vértice más retrasado se situó el domingo Tejera, mientras que Javi Muñoz y Boateng ocuparon las posiciones más adelantadas en la medular.

Más Real Oviedo

El Real Oviedo de esta temporada comienza las jugadas en corto y, para ello, Javi Muñoz y Boateng se retrasaron a los costados y se ofrecieron a los centrales, mientras que los laterales les adelantaron, siempre preparados para correr por la banda. Por su parte, Tejera se ofreció por el centro y, así ,Carlos Hernández y Christian Fernández dispusieron de muchas más opciones para apoyarse en corto sin verse obligados a jugar en largo.

El resultado fue que el conjunto azul dispuso de una superioridad abrumadora, que, sin embargo, no tuvo reflejo en el marcador, pero sí en la estadísticas del encuentro. La posesión del conjunto azul fue del 61%, con siete disparos a portería y 11 fuera. Los extremeños, con el 39% de posesión, chutaron una vez a portería y dos fuera. En las acciones a balón parado, los de Anquela dispusieron de nueve saques de esquina y los visitantes, de uno, que les sirvió para marcar el gol del empate.

Lo que está claro es que la apuesta de Anquela es diferente a la del pasado año en el centro del campo, en el que el único superviviente es Ramón Folch, que ayer estaba lesionado. A David Rocha, Hidi y Mariga les han sustituido Javi Muñoz, Tejera y Boateng.

Ante la ausencia de Folch, el técnico apostó por la versión más creativa, ya que utilizó a Tejera como pivote defensivo, una posición que no es la habitual del catalán, que suele tener una situación más adelantada. Sin embargo, Anquela se decidió por él antes que por otra de las alternativas, Forlín, que ha sido un recurso habitual para el centro del campo en funciones de pivote defensivo. La otra posibilidad hubiera sido el centrocampista del filial Edu Cortina, que se encontraba en la convocatoria y a lo largo de la pretemporada ocupó esa posición.

En cualquier caso, todo apunta a que, con Folch recuperado, el titular del banquillo deberá prescindir de uno de los titulares de ayer, algo que parece le han puesto difícil por el buen desempeño mostrado por los que jugaron. El partido de Javi Muñoz en la primera mitad fue sobresaliente, aunque en la segunda acusó el esfuerzo, mientras que Boateng fue más regular durante los 90 minutos.

Otra de las variantes que ofrecen los nuevos centrocampistas esta temporada es que todos ellos prueban fortuna desde fuera del área. El domingo dejaron constancia de ello. El que más cerca estuvo del gol fue Javi Muñoz, que en la segunda mitad realizó un lanzamiento con efecto que salió rozando la portería de Manu García. También Tejera y Boateng ensayaron desde lejos sin fortuna.

En cualquier caso, lo que parece claro es que el conjunto ovetense está llamado a tener más protagonismo en los partidos de esta temporada, con más iniciativa en el juego y un estilo diferente al del pasado curso.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos