Vuelta al trabajo con la duda de Tejera, cuya lesión no parece grave

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El conjunto azul se entrenó ayer por la mañana en El Requexón y la buena noticia de la sesión fue que el centrocampista Tejera realizó parte del trabajo con el grupo y podría llegar al encuentro del domingo en el Anxo Carro.

El medio se retiró a los 25 minutos del encuentro de Copa frente al Mallorca cuando sintió unas molestias. Sin embargo, la decisión del jugador respondió a su precaución para no agravar las molestias que sintió. En principio, parece que se trata de una pequeña contractura que habrá que ver cómo evoluciona en los próximos dos días para saber si entra en la convocatoria. Tanto Tejera, como el que fue su sustituto en Son Moix, Edu Cortina, abandonaron el entrenamiento de ayer antes que el resto de compañeros.

El que no participó en la sesión de trabajo fue Carlos Hernández, que sufre una rotura muscular y estará de baja entre seis y ocho semanas. Tampoco estuvo en la sesión el defensa mexicano Oswaldo Alanís, que llegó ayer a Oviedo, tras su convocatoria con la Selección Mexicana, con la que disputó el encuentro del miércoles. El central se incorporará hoy a los entrenamientos y, en función de como le vea Anquela, podría estrenarse en una convocatoria.

El entrenamiento de ayer fue suave para los que tuvieron más minutos en Mallorca y más intenso para los que no jugaron o se quedaron en Oviedo.

En principio no se esperan muchos cambios en el once, además de la obligada presencia de Forlín en el centro de la defensa por la lesión de Carlos Hernández. La incógnita está en el centro del campo, donde, además de la duda de Tejera, el técnico introducirá de inicio a Folch, lo que supondrá la salida del once de Boateng o Javi Muñoz, siempre que Tejera esté recuperado.

El equipo se entrenará esta mañana, a puerta cerrada en El Requexón para comenzar a preparar la visita a Lugo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos